Por Irina Alonso

"León y Sarita"
“León y Sarita”

Recientemente estrenamos nuestra álbum de teatro León y Sarita, de la cual soy cantautora y directora, en el Espacio Callejón. A raíz de la influencia que está teniendo en el público, quisiese reflexionar sobre Algunas cuestiones que atañen al teatro y a nuestra realidad nacional.

El argumento de la álbum se puede sintetizar muy rápidamente: es un Romeo y Julieta en la grieta. Cuando escribo “la grieta” A mí me refiero a nuestra actual grieta argentina, entre macristas y kirchneristas, Aunque la de Montescos y Capuletos era También una grieta y muy cruenta, por cierto (podríamos pensar que Romeo y Julieta más que una obra sobre el amor es una obra acerca de el odio).

En León y Sarita confrontan dos vecinos, de orientación política opuesta (uno es macrista y el otro kirchnerista) A partir de un problema edilicio: las raíces del árbol de uno está levantándole el piso a la casa del otro. La discusión entre Ambos vira de forma rápida al terreno funcionario, creciendo en intensidad y en polarización. Y durante de esta batalla se conocen León y Sarita, dos adolescentes que, Del mismo modo que Romeo y Julieta, son propiedad de a familias enemigas y se enamoran.

"León y Sarita"
“León y Sarita”

Acto seguido ocurren eventos inesperados y la historia abre su propio camino, alejándose de la creada por William Shakespeare, Pero eso aquí no vamos a contarlo. Claro, León y Sarita no transcurre en Verona, Sino más bien más bien en Argentina, en una ciudad de la BS AS, una de esas ciudades en las que todos de alguna forma se conocen, o bien ubican a cada individuo por su pertenencia a determinada familia, y donde el chusmerío pueblerino hace perder enorme una parte de las horas útiles de la vida.

Los personajes que muestra nuestra obra son muy reconocibles El día de hoy en día: quién no tiene un tío macrista que odia a Cristina, con el que mejor no hablar de política o bien un amigo kirchnerista que ya no quiere comer asado con el otro amigo por el hecho de que votó a Macri. En este contexto, el público asiste a un encuentro campal entre Ambos bandos, batalla que alcanza proporciones grotescas. Es este grotesco –género criollo que ha dado alguna de las más interesantes obras argentinas- el que hace que el público se divierta, al verse reflejado en similar paroxismo.

Es De ahí que que nuestra obra, Como sostuvo una amiga actriz –Martha Rodríguez– se anima a proponerse Al idéntico que obra de teatro popular, y esto A mí me llena de satisfacción. En el teatro independiente, Por norma general el destinatario es La misma gente de teatro, o bien pequeños Grupos de “entendidos”. Y eso En oportunidades nos deja mirándonos el ombligo. Puede ser un desafío interesante para nosotros Al semejante que teatristas repensar a quién le estamos hablando, a quién tenemos en cuenta Cuando elaboramos nuestras propuestas.

Irina Alonso
Irina Alonso

Pienso que León y Sarita es popular por su tema (actual), su lenguaje (directo), el tono grotesco de la historia (importante hincapié en el humor de todas y cada una las situaciones) y el estilo de actuación, que homenajea Indudablemente a nuestros grandes cómicos del teatro popular (Pepe Arias, Francisco Álvarez y Enrique Serrano, entre muchos otros geniales actores).

El teatro puede y debe pensar lo popular. El género grotesco sigue en pie: la Argentina es grotesca y prosigue dando material para hacernos reír hasta dolernos la panza y También para pegarnos un mazazo por el cuero cabelludo, Puesto que el humor grotesco nunca apela a esconder ninguna miseria debajo de la alfombra. Y por suerte el público sigue dispuesto a reír y a llorar al verse reflejado en este espejo.

"León y Sarita"
“León y Sarita”

“León y Sarita” está todos y cada uno de los domingos a las 16 horas en el Espacio Callejón: Humahuaca 3759 – CABA. Localidades: $ 350 (jubilados y estudiantes: $ 290).

Dramaturgia y dirección: Irina Alonso | Elenco: Miranda Di Lorenzo, Valentino Grizutti, Juan Pablo Maicas, Juan Trillini, Martín Bobet, Germán Vitale, Facundo Giménez, Fernando Larrode y Luciana Tato | Asistencia: Dara Bethencourt | Escenografía: Vanessa Giraldo | Vestuario: Belén Pallota | Diseñador de luces: Lucas Orchessi | Prensa: Duche&Zárate | Diseño gráfico: Micaela Mantiñan

SEGUÍ LEYENDO

Guía de Arte y Cultura: semana del 4 al 11 de octubre

En el momento en que la literatura se convierte en teatro de calidad: 5 obras imperdibles basadas en grandes libros

Fuente: Infobae