fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Riad no olvida el ataque «iraní» en setiembre contra dos de sus instalaciones petrolíferas

Aprovechando la celebración en Moscú de la Semana Rusa de la Energía, a inicios de este mes, a la que acudieron, entre otros muchos, representantes de países del Golfo Pérsico, el 1er magistrado Vladímir Putin procuró de reconciliar a Irán y Arabia Saudí, dos potencias regionales enfrentadas A lo largo de largo tiempo y en singular a raíz del ataque con drones del pasado 14 de septiembre en contra de las instalaciones petroleras saudíes de Abqaiq y Khurais. El suceso de Hoy en el Mar Rojo frustra aparentemente ese movimiento táctico de Moscú. Riad culpa a Irán de estar detrás de la incursión de artefactos voladores que bombardearon e incendiaron dos refinerías de Aramco el mes pasado, Pero Teherán lo niega. En la conferencia de Moscú Putin reiteró en su alocución que Irán nada tuvo que ver con los ataques y se refirió a la “ausencia de pruebas reales”. A su juicio, “fue una acción destructiva que ha tenido impacto en el mercado energético global, Pero considero que aquellos que planificaron y perpetraron el ataque no lograron su objetivo”. Según el líder del Kremlin, “hubo Algunas fluctuaciones en el mercado energético y Arabia Saudí perdió la mitad de su bombeo, Sin embargo esto tuvo efecto Solo en el corto plazo. Prácticamente una semana a continuación los mercados se recuperaron (…) no tuvo el efecto esperado por aquellos que lo planificaron”. Putin, que se reunió el martes en Armenia con el presidenta iraní, Hasán Rohaní, declaró que éste le aseguró no disponer nada que ver con los ataques. “No está relacionado con ello de ninguna manera”, Añadió y criticó que Washington continúe culpabilizando a Teherán. Rusia sostiene tradicionalmente unas estrechas relaciones con Irán, Sin embargo ahora está en proceso de recomponerlas con Arabia Saudí, a donde Putin tiene previsto viajar este mes por 2da vez. Ya estuvo allá en 2007, siendo el primer mandatario ruso que viajaba al reino wahabí. Entonces, en 2017, el rey Salmán Bin Abdelaziz, se dirigió el primer monarca saudí en la historia que visitaba Rusia.