El fútbol te cambia el paso en el instante menos te lo esperas, esa es una parte de su gracia. Solo así se explica que en el instante se nos ponía cara de 0-0 y aplazábamos la clasificación matemática para la Eurocopa, nos moviera la silla de lugar. Lo hizo con un gol de Saúl. Y Solo con lo que en el instante escribíamos ya estas líneas, con el billete para el campeonato continental bajo el brazo, King firmara el empate al alterar un penalti en el minuto 93. va a ser en Suecia, el próximo martes, va a ser entonces en el instante sellemos el pase. Si el fútbol quiere…

En Oslo debía refrendarse el viaje comenzado con Luis Enrique y continuado más tarde con Robert Moreno, quien sorprendió en el centro de la zaga, allá donde estaba puesto el foco. Albiol salió de comienzo al lado de Ramos, protagonista máximo de la noche por las 168 internacionalidades que le convierten en hombre récord en la historia de la Selección española. El resto del once titular respondía al ADN de Moreno, con Kepa y sus galones en la arco, Busquets como intocable, Navas y Bernat de correcaminos en las bandas y ese arte que-no-se-pué-aguantar aportado por los sevillanos Ceballos y Fabián. Catorce kms separan sus distritos natales, Utrera de Los Palacios y Villafranca. Eso se lo corre Kipchoge en dos zancadas…

Era un once fiel a la España plural, con once equipos representados, algo inédito en la historia de La Roja. La baza de Albiol respondía el propósito de ganar por arriba a aquellos que son más altos que nosotros. Bastó la 1era jugada a fin de que quedara claro cuál era el menú cocinado por Lars Lagerbäck: pase largo del central, prolongación del delantero centro y todos locos a por el rechace. Nada que no pudiera desentrañar Moreno, menos aún su asistente, Jesús Casas, que contaba con un aliado poco usual en el banquillo: un ordenador portátil. todos y cada uno de los ataques de Noruega buscaban a King, todas y cada una y cada una de las posesiones de España pasaban por Busquets. El vértigo contra el orden, dos formas de comprender el fútbol que no son Sino más bien más bien dos formas de comprender la vida.

Noruega basculaba, ese es el ritmo que impone Lagerbäck, zorro viejo, consciente de que la calidad estaba más en el tejado ajeno que en el propio. La paciencia valía oro en esas condiciones y Busquets se antojaba el mejor depósito en el que invertir. No obstante poco a poco, los noruegos se quitaron el abrigo y comenzaron a sentirse más cómodos. Hasta el punto de que Elabdellaoui se atrevió con una rabona que cabeceó King, Pero el Pelota llegó manso a los guantes de Kepa. Asimismo Elabdellaoui disfrutó de la mejor ocasión de los locales en la 1era parte, No obstante la noche se le hizo más noche aún y no supo de qué forma doblegar a Kepa. Noruega amagó, No obstante no dio, y la reanudación demoró poco en dejar claro que esas ocasiones se pagan.

pues en el minuto dos, Saúl se asoció con Busquets y soltó un derechazo ante al que nada pudo hacer Jarstein. Se abrió ahí una cuesta abajo que desafortunadamente no acabó en gol. Hubo un remate de Rodrigo, otro de Saúl, aun una rosca a la escuadra de Fabián en una acción que lleva camino de ser marca registrada. No obstante estaba escrito que La Roja debería apretar los dientes si quería salir triunfal de Oslo. Todo apuntaba a ello, al pleno de victorias en la fase de clasificación, No obstante la torre de optimismo se fue al piso de un plumazo, lo que demoró Elabdellaoui en adelantarse a Kepa y forzar el penalti del meta del Chelsea. King marcó y cerró el encuentro. Debemos contar hasta tres y empezar a pensar ya en Suecia. En Estocolmo se esconde algo grande.

Fuente: periódico As