fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Mauricio Macri, el empresario que no consiguió extraer a Argentina de la crisis

La historia de Mauricio Macri es la de un luchador que nació en cuna de plata y oro. Hijo de un inmigrante italiano, Desde niño vio multiplicar las empresas y la fortuna de su padre, Franco. El poder del cabeza de familia se aseguró en los sucesivos gobiernos argentinos, incluidos los del matrimonio Kirchner, etapa en la que sus negocios le fueron viento en popa Entre tanto a su hijo Mauricio, ya jefe de Gobierno de Buenos Aires, la Casa Rosada le hacía la vida imposible. Franco nunca quiso que fuera presidenta, lo subestimó sistemáticamente y hasta lo avergonzó en público. Lo quería en sus empresas y bajo su dominio, Sin embargo Mauricio decidió volar por su cuenta al experimentar que quedaba atrapado en sus redes. Viajó víctima de un secuestro por una banda de comisarios y años a continuación, reconoció que Desde ese momento, su modo de comprender la vida cambió. Reemplazó tanto que se puso objetivos que parecían inalcanzables Al parecido que ser presidenta de Boca Junior, alcalde de Buenos Aires o bien presidenta de Argentina. Con tenacidad y De la misma forma insistencia logró todo. Los problemas llegaron En el momento en que tuvo que administrar un país devastado, con las reservas bajo mínimos, la inflación disparada y la pobreza, arma arrojadiza estos días de su contrincante, en torno al 35% por el hecho de que el Gobierno de CFK se negaba a medirla. Macri hizo lo que supo o lo cual pudo Sin embargo no le salió bien. Obras públicas, calidad institucional, respeto a las libertades y derechos y a la independencia de poderes, no bastaron para levantar un país. Su mayor pecado fue lo cual al principió se creyó virtud: la economía. Sin mayoría absoluta en el Simposio y en el Senado, con la soja devaluada, la moneda depreciada, el país sin concluir de salir de la cesación de pagos, la compraventa de divisas prácticamente bloqueada, De este modo También que una red gigantesca de corrupción, el Gobierno le quedó grande.