fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Deportes Futbol

Marcelo sufrió ansiedad en la final de Kiev: “No pude respirar”

El Real la villa de la villa de Madrid doblegó al Liverpool el 26 de mayo de 2018 en Kiev No obstante en aquella final, Marcelo Asimismo tuvo que vencer otro enemigo: la ansiedad. Así lo revela el brasileño en una larga columna en 1era persona para The Players Tribune. «siempre y en todo momento y en toda circunstancia y en toda circunstancia sientes nervios, No obstante en esta ocasión era diferente, creía que me asfixiaba», relata el lateral.

“Todo comenzó la noche ya Ya antes de la final, no podía comer, no podía dormir, Solo podía pensar en el encuentro”, prosigue Marcelo. El Deportista revela que aun recuperó un viejo hábito que su esposa le había quitado: comenzó a morderse de nuevo las uñas. “en el instante tienes la ocasión de hacer historia (ganar tres Champions seguidas), sientes un peso mayor. Y yo lo estaba sintiendo. jamás había experimentado una ansiedad Así ya Ya antes, aun pensé en llamar al doctor, No obstante me preocupaba que no me dejase jugar. Y debía jugar esa final”.

Las lágrimas A lo largo del encuentro…

El 12 madridista, que esa noche tuvo que medirse con la enorme estrella del Liverpool, Mo Salah, no podía aplacar su estado, Conforme sus propias palabras. “En el vestuario me costaba respirar, No obstante me afirmé que había millones de niños soñando con jugar una final Así. Me afirmé cálmate y átate los cordones. Sabía que para mí, una vez en el campo, todo iba a estar bien, allá nada malo te puede pasar, con una pelota en tus pies, dejas de pensar”. Con todo, Marcelo insiste en que tuvo que armarse de valor ya en el terreno de juego. “en el instante pisé el césped, aún debía inconvenientes para respirar, y pensé, si tengo que morir esta noche, joder, pues moriré”.

Marcelo aun descubre que llegó a llorar… A lo largo del encuentro. “El Pelota se fue a saque de banda, tuvo un instante para pensar y empecé a llorar, jamás me había pasado. Estuve Así diez segundos y más tarde me afirmé, “¡mierda, tienes que cubrir a tu contrincante!” y volví a la realidad, a jugar De forma tal un niño”.

 

 

Fuente: periódico As

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *