El Lorca Deportiva vive un drama. El club murciano, actualmente en 3era División, está viviendo el instante más complicado de su historia. Los jugadores llevan tres meses sin cobrar, desde el instante en que arrancó la época. La ocasión es caótica. la día Después de día resulta imposible y absolutamente nadie se fía en que haya una solución a corto plazo.

José Manuel Lago Lucio es el actual propietario y el hombre que diseñó un proyecto que ha ido derrumbándose poco a poco. Su pretensión es la de trasladar los poderes a Hugo Issa y a Joaquín Flores. los dos están dispuestos a aceptar la deuda con la plantilla y a reflotar al Lorca Deportiva. Pero Lago Lucio jamás da el paso y ya ha incumplido mil veces en la firma para dejar la entidad. La última fecha clave es el próximo 16 de noviembre. Ese día, hay prevista una asamblea a fin de que Issa dé el paso al ante, Pero absolutamente nadie en el vestuario ni en el entorno de la entidad se lo cree. «Es una fecha más de las muchas que se han dado en estos meses y no han cumplido«, reconoce a AS uno de los capitanes del Lorca.

La plantilla ha vivido un auténtico dramón desde el instante en que arrancó el curso. «No hemos cobrado ni un euro desde el instante en que arrancó la época. Y lo peor es que se juntó con el verano, en el que los jugadores no cobramos a lo largo de dos meses. en suma, llevamos cinco meses sin ingresar nada«, asevera el capitán Carrasco.

Odisea Después de odisea, lo único que ha funcionado en el Lorca Deportiva es la ocasión deportiva. El club es tercero en el conjunto XIII y Solo ha perdido un encuentro. A pesar de ello, la plantilla ha tenido que convivir con situaciones dantescas. Los jugadores han tenido que recurrir a vestirse con equipaciones del fútbol base, se han desplazado en coches particulares a muchos partidos y Asimismo inclusive el Ayuntamiento ha tenido que sufragar los costes del agua embotellada. A su vez, el conjunto estuvo a un paso de disponer que limpiar con sus propias manos el cancha, Pero «al final se ofrecieron desinteresadamente dos mujeres». Asimismo ha habido desbandada de jugadores y ahora mismo el Lorca Deportiva Solo cuenta con 15 jugadores.

La solución tiene nombre y la esperanza para ese conjunto de futbolistas tiene por nombre Hugo Issa. Pero para ello, Lago Lucio debería dar un paso al lado. «Son tantas promesas incumplidas que no nos creemos nada», sentencia Carrasco, quien admite que el club ha estado «secuestrado» a lo largo de todo este tiempo.

Fuente: periódico As