El multimillonario Michael Bloomberg registra su candidatura a la presidencia de EE.UU.

Michael Bloomberg, el magnate de los medios que viajó alcalde de Nueva York A lo largo de más de una década, ha registrado oficialmente su candidatura para aspirar a la presidencia de EE.UU. La noticia llega ocho meses en seguida de que Bloomberg negara que fuera a pelear por la nominación demócrata, una opinión que ha cambiado ante el panorama actual de las primarias, con el pretendiente moderado favorito, Joe Biden, cada vez en peor posición y frente al ascenso de rivales izquierdistas Como los senadores Elizabeth Warren y Bernie Sanders. El registro de la candidatura no supone un anuncio oficial de que Bloomberg hará campaña, Pero sí era un paso administrativo preciso para estar en condiciones de hacerlo a continuación de que hace algunos días formalizara su presencia en las primarias de Alabama, el estado cuyo plazo para hacerlo cierra Antes. Presupuesto ilimitado
Bloomberg es una de las personas más ricas de EE.UU. y, Sin embargo llega tarde a la campaña, dispondrá de un presupuesto ilimitado para recortar distancia con sus adversarios. A partir de que se formalizó su entrada en las primarias de Alabama, la reacción del electorado demócrata no ha sido muy entusiasta, y Bloomberg goza de pocos apoyos en las encuestas. Sin embargo es una situación que podría cambiar, acerca de todo ante unas primarias demócratas muy abiertas, Al idéntico que se pudo comprobar este mismo jueves, en el quinto debate entre candidatos. Joe Biden, que viajó vicepresidente con Barack Obama, ha pasado de ser favorito prácticamente irremediable a dirigente en peligro. Su desempeño en los debates es mediocre -este jueves no se dirigió una excepción, con dudas y pifias verbales-, cada vez se duda más de que pueda imponerse a Trump y su distancia en las encuestas se erosiona. Las dudas acerca de Biden explican en cierta forma el auge de Pete Buttigieg, un aspirante moderado muy improbable (37 años, gay, sin enorme experiencia de administración), y que Hoy lidera las encuestas en Iowa, un estado clave que inaugura las votaciones de primarias a principios de febrero. En el discute del jueves retornó a demostrar que podría ser una alternativa centrista, y la irrupción de Bloomberg Asimismo le perjudicaría a él Quienes pueden resultar beneficiados son los candidatos izquierdistas, Tal como Warren, que se ha puesto 2da con una campaña efectiva, multitud de propuestas ambiciosas de corte económico y un discurso agresivo contra las grandes fortunas y corporaciones. La presencia de Bloomberg en la campaña Sólo alimentaría ese discurso. Sin embargo, Por otro lado, el ascenso de Warren -si se une a Sanders serían los dominadores de la carrera electoral- asusta al «establishment» demócrata y al votante moderado y hace temer que su programa sea demasiado polarizante para derrotar a Trump. Con ese caldo de cultivo ha surgido el interés a última hora de Bloomberg para concurrir: la idea es que deberá músculo financiero para compensar el tiempo perdido, aglutinará al voto moderado para ganar las primarias y a continuación evitará la reelección del vigente presidenta sumando todo el voto «anti Trump», a independientes y moderados republicanos. Es un cálculo funcionario Aún muy improbable, Pero la historia política reciente de EE.UU. muestra que descartar a multimillonarios en campaña no es aconsejable.