fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Kevin Kühnert, el flamante hombre duro del SPD alemán

Sus partidarios lo consideran el Mesías que logrará, ahora de cuatro legislaturas, echar Para terminar del Ministerio de Exteriores de Berlín a la sempiterna Angela Merkel. Sus detractores Piensan que es más bien un equino de Troya que está destruyendo Desde dentro el Partido Socialdemócrata alemán (SPD). Lo cierto es que todos ellos están de pacto en que de las primarias que acaba de celebrar la formación política surge nada más un hombre ferviente, Kevin Kühnert, el jefe de los Jusos, las juventudes socialdemócratas, que bajo su liderazgo han adquirido un carácter subversivo cuyas grandes batallas, al menos por en seguida, las libran en contra de las propias filas. Después de la renuncia de Andrea Nahles, a la que Kühnert y los suyos pusieron en contra de las cuerdas A lo largo de la última negociación para formar la gran coalición, la esperanza mayoritaria de los militantes socialdemócratas era, al inicio de las primarias, que el cercano presidenta del partido y seguramente candidato a la Cancillería fuese Olaf Scholz, ahora ministro de Finanzas, un hombre con visión de Estado, experiencia de gobierno y conocedor a fondo de la política europea. Así quedó reflejado en la primera vuelta, que tuvo sitio en octubre y en la que Schoz resultó el candidato más votado con el 22,7%. Kühner ha sabido, Pero, movilizar con maestría el voto juvenil en la 2da vuelta y demostrar, Asimismo de su capacidad de liderazgo, que su tesis rupturista cuenta con apoyo suficiente Como para convertirse en línea directriz. «Lo que hay que leer en este resultado es que una mayoría del partido ya no quiere la cultura política previo, que consistía en decir A partir de arriba esto es lo cual hay que hacer, y acto seguido esto otro… Eso ya no sucederá más», explica, «hay una enorme insatisfacción con la enorme alianza y con los acuerdos para protección del clima. Hay que platicar más tarde acerca de todo esto y acerca de del impuesto de sociedades. Del sueldo mínimo de 12 euros por hora, del gasto público en infraestructuras… de todo esto sí se podrá hablar Desde luego. Estamos en un Sólo momento en que la patronal de la industria alemana sale junto con la Confederación de Sindicatos Alemanes y dice: Precisamos una ofensiva de inversión de 450 mil millones de euros en los cercanos diez años. Por el hecho de que bien, la exigencia de Saskia Esken y Norbert Walter-Borjans es de 500 mil millones en los próximos diez años. Vamos a empujar en esa dirección y la CDU deberá que mostrar a dónde va». En tanto, Desde el SPD se multiplican las voces solicitando prudencia Antes de hacer volar por los aires la enorme coalición, Merkel se ha visto dispuesta a hablar con la nueva directiva del SPD, Pero ha dejado claro que el consenso de gobierno no va a regresar a negociarse. «Sí, la he escuchado decir que defiende el contrato de coalición», sonríe malicioso Kühnert, «ese consenso que contiene un punto de tres hermosos párrafos, un pasaje emocionante, que afirma que diseñaremos una revisión a medio plazo. Y si es que las condiciones cambian, luego Además tiene que haber la oportunidad de establecer nuevos acuerdos. Eso Asimismo es comunicado del documento que defienden la señora Merkel y la señora Kramp-Karrenbauer y la Unión. A mí me gustaría saber cómo interpretan eso la Unión en los recientes días y las próximas semanas. ¿O fue Sólo un tranquilizante a fin de que la coalición echase a rodar? De hecho, creo que los párrafos son bastante precisos». Hijo de funcionarios, abiertamente homosexual, que abandonó los estudios de Comunicación para trabajar en un «callcenter» y prosigue matriculado en Políticas en la Universidad a Distacia de Hagen, Kühnert ya probó su capacidad de hacer oposición interna Antes del último simposio del SPD, con el hangstag #NoGroKo, que resultó más efectivo que los ingentes esfuerzos editoriales y congresuales de la estructura del secular partido. De momento ha borrado al club de Andrea Nahles y al de Olaf Scholz. Malu Dreyer, miembro del comité directivo provisional A partir de la dimisión de Nahles, ha anunciado esta misma mañana huye de vuelta a la política regional de Renania-Palatinado. Y todo ello lo ha logrado Kühnert sin dar el salto a la primera línea. La organización juvenil que dirige tiene 70.000 integrantes de entre 14 y 35 años, un banco de votos que se moviliza con especial facilidad A través de redes sociales, Pero no está claro que pasará la este jornada en que el liderazgo de Kühnert deba asentarse sobre la base más extensa que forma la militancia del SPD, en la que Ciertas de sus consignas causan pavor. Kühnert ha defendido, por poner un ejemplo, la nacionalización de empresas Además que BMW, alegando que «sin la colectivización, nunca podremos derrotar al capitalismo». Se declara socialista y es partidario de una renta básica universal, de la expropiación de viviendas a los grandes propietarios del ámbito y de una subida generalizada de los impuestos a las compañías.