La cita Laborista ha hecho pública una lista con los que considera los peores cinco empleadores de Gran Bretaña, que Conforme la formación han «explotado, estafado y deshumanizado» a los trabajadores. La lista comienza por Amazon, que emplea a 30.000 mil personas en 16 almacenes en todo el país y donde en el ultimo año ha sido necesario llamar a una ambulancia cada dos días para atender a empleados sobrecargados o heridos, y continua con la cadena Sports Direct, que se enfrenta a acusaciones por ofrecer contratos indefinidos a recambio de favores sexuales. Acto seguido aparecen los supermercados Asda, que obligaron, Siempre y en toda circunstancia Conforme la data que manejan los laboristas, a firmar nuevos contratos con cláusulas que incluyen días de descanso no pagados, Así tal y como la obligación de trabajar festivos o fines de semana; el gigante de los servicios ISS, acusado de diversas faltas, entre ellas obligar a los trabajadores hospitalarios que subcontrata a ir a trabajar estando enfermos, con el consiguiente riesgo para los pacientes y Para concluir Uber, que ha perdido su licencia para operar en Londres a causa a que la seguridad de los pasajeros no está garantizada y a las malas prácticas Del mismo modo que no pagar a los conductores el sueldo mínimo legal. La formación se ha comprometido a ir a por estos empleadores, y muchos más, para «garantizar un salario digno, seguridad y dignidad en el trabajo» para todas y cada una y cada una de las personas, Gracias a lo que consideran será «la mayor expansión de derechos laborales que el UK haya visto» si ganan las elecciones del próximo 12 de diciembre. Conforme Jeremy Corbyn, dirigente del partido, «los conservadores están del lado de los malos empleadores que han explotado, estafado y deshumanizado a los trabajadores» que son «los verdaderos autores de riqueza» y prometió, entre otras cosas, que su conjunto funcionario acabará con La carencia de derechos y la dignidad en el trabajo, De esta forma como con «la discriminación que deja a las mujeres vulnerables al acoso y a la desigualdad salarial». Ciertos de sus compromisos son poner fin al falso autoempleo y asegurar un sueldo mínimo de diez libras por hora para todos los trabajadores. En La misma línea se dijo Laura Pidcock, Secretaria de Derechos Laborales en la sombra de los laboristas, quien aseveró que «la vida laboral de muchas personas está dominada por bajos salarios, incertidumbre e impotencia» y informó que muchos recurren al endeudamiento para poder sobrevivir Pese a poseer trabajo.