fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Asesinan a cuchilladas a un bloguero crítico con el hombre de Putin en Chechenia

Fuentes policiales sospechan que Imran Aliev (44 años) bloguero checheno de cierta celebridad, ha sido asesinado en un Solo hotel de Lille, en el norte, a cuchilladas salvajes. Pudiera ser una posible víctima de un criminal a salario del presidenta de la República de Chechenia, Ramzan Kadyrov, enorme admirador de Vladimir Putin, acusado por numerosas organizaciones humanitarias de imponer una tiranía policial, que practica de forma creciente la persecución, el asesinato y el terror político en contra de los disidentes. Móvil político
Imran Aliev llegó el martes a un hotel de Lille, acompañado de un hombre de exactamente la misma nacionalidad, chechena. Horas acto seguido, los empleados del hotel hallaron el cuerpo ensangrentado del disidente, caído en el suelo, moribundo, «con un número espectacular de cuchilladas en el pecho». La fiscalía del Tribunal de Lille sospecha que el homicidio tuvo «un móvil político». Aliev era muy conocido entre la diáspora chechena Al igual que activista disidente, denunciando sistemáticamente los crímenes del régimen violento y pro Putin de la República de Chechenia. A partir de el Elíseo y el Quai d’Orsay, Aunque, se guarda un silencio sepulcral. Emmanuel Macron ha intentado trabar nuevas relaciones con Moscú, con resultado aleatorio. Comentar con «crudeza» el posible homicidio burócrata de un disidente checheno, en territorio francés, podría crear un problema diplomático de cierta importancia. Prudencia con Kadyrov
París y Berlín llevan una larga década tratando con «prudencia» el comportamiento tiránico, policial, muy «border line» (criminal) de Ramzan Kadyrov, el dirigente checheno amigo y protegido burócrata de Vladimir Putin. «Memorial», la ONG rusa defensora de los derechos del hombre, acusó a Radyrov del asesinato de Natalia Estemirova, la periodista y militante de los derechos del hombre, en Rusia y Chechenia. Hace apenas cuatro años, «Memorial» y otras organizaciones acusaron a Radyrov y los hombres de Putin del asesinato de Boris Nemtsvo, político liberal ruso. A lo largo del ultimo quinquenio se han ocurrido numerosas denuncias en contra de el comportamiento de Radyrov. París y Berlin han reaccionado Siempre y en todo momento y en toda circunstancia con mucha «moderación» a semejantes acusaciones. La muerte de Imran Aliev en Lille, al norte de Francia, es el 1er homicidio presuntamente político de un disidente checheno en Francia.