Caída de la CDU en Turingia A continuación de el pacto frustrado con AfD

Exactamente los mismos partidos que habían forzado la renuncia del recién elegido primer magistrado regional de Turingia, Thomas Kemmerich, tiraron Ayer bruscamente de las riendas para eludir que la crisis política se desboque a favor de los extremos. La repetición de comicios, salida lógica a la disolución del parlamento regional anunciada por Kemmerich, podría profundizar en la herida Conforme una encuesta relámpago FORSA, que prevé que la CDU bajaría del 22% que consiguió en los pasados elecciones a un 12% Entre tanto que el Encuentro Liberal (FDP) de Kemmerich se quedaría por debajo del umbral del 5% y fuese del parlamento regional. El sondeo ve Meridianamente por delante a Die Linke, que subiría Desde el 31% obtenido en las pasadas comicios hasta el 37%. La cita Socialdemócrata (SPD) tendría una ligera mejoría, del 8,2% al 9% y la ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD) seguiría siendo la 2da fuerza más votada con el 24%, sutilmente al alza A partir de las últimas comicios. Con estos datos acerca de la mesa, Y luego de una asamblea de ocho horas de duración, la CDU de Turingia decidió bloquear la nueva convocatoria de comicios, para la que Kemmerich Necesita una mayoría de dos tercios. La propuesta de la Casa Konrad Adenauer, la sede central de la CDU en Berlín, es que los socialdemócratas presenten su propio pretendiente, al que apoyarían los conservadores con sus votos. Discute interno
Las más graves consecuencias de la crisis de Turingia no están teniendo lugar en Erfurt, la capital de este estado federado en territorio de la antigua Alemania Comunista, Sino más bien que en Berlín. El presidenta del Partido Liberal, el jefe de Kemmerich, Christian Lindner, se sometió Ayer a una cuestión de confianza frente la directiva de su propio partido de la que Para finalizar salió ileso, Pero En medio la asamblea Varios de sus integrantes aprovecharon el descrédito para minar su posición de liderazgo. Igualmente ocurría en la sede de la CDU, donde los partidarios de Friedrich Merz no perdieron situación de cuestionar la autoridad de la vigente primer magistrado de los conservadores, la ministra de Defensa y delfín de Merkel Annegret Kramp Karrenbauer, acerca de las directivas regionales, entre las que aumenta el número de partidarios de llegar a acuerdos puntuales con AfD. Merz acaba de abandonar su puesto en el gestor de activos estadounidense Blackrock para «ayudar a su partido a renovarse» y se propone presentarse a las legislativas de 2021. Su perfil, más conservador y con enorme apoyo en los mercados financieros es, Conforme sus partidarios, más atractivo para recuperar al electorado de su encuentro, cada vez más tentado por votar al AfD. Y en todo caso la CDU sale perjudicada, tanto si es que se acerca a la extrema derecha Al igual que si se empeña en el cordón sanitario en contra de un partido que es ya la primera fuerza de la oposición en el Bundestag con 89 legisladores. Gesticulaciones
La canciller alemana, que había reaccionado con excepcionalidad Desde Sudáfrica a la elección de Kemmerich con los votos de AfD, volvió El jornada de ayer a su mutismo. Todos los viejos enemigos de Merkel bailaron Ayer sobre la tumba de Turingia. «Es Al idéntico que un veneno», afirmó el ministro de Interior, Horst Seehofer, miembro de los socialcristianos bávaros y opositor Desde dentro a la política de refugiados de Merkel. Hans-Georg Maassen, exjefe de Inteligencia interior, se congratuló por la votación de Turingia y comentó que «la canciller Siempre y en todo momento y en toda circunstancia ha dejado de lado el asunto del AfD y ahora paga el precio en Turingia… esto prueba que ha perdido absolutamente su instinto político». En medio de la refriega política, los mismos que veinticuatro horas Antes clamaban por una rápida repetición de comicios, anoche llamaban a la calma. Incluso Kemmerich afirmó A continuación de la asamblea con la directiva regional que, pese haber anunciado que dimitiría, los juristas del parlamento le han recomendado no hacerlo ya mismo para evitar el vacío administrativo que supondría, Porque legalmente es el único miembro del nuevo Ejecutivo de Turingia. «Es importante agarrar la estabilidad institucional y nos encontramos frente una ocasión sin precedentes, por lo que no es aconsejable precipitarse en la toma de decisiones», justificó. La extrema derecha se frota las manos
Los responsables de AfD, tanto en Berlín De esta forma tal y como en Erfurt, donde lidera el partido «El Ala», su sección más radical, consideran la jugada de Turingia un logro y confirman que votaron a Kemmerich por iniciativa propia. Su responsable en Turingia, Björn Höcke, envió El jornada de ayer una carta a Kemmerich y Möhring, el dirigente local de la CDU, llamándoles a «nuevas formas de cooperación» para evitar un tripartito de izquierdas y convencido de que el cordón sanitario es mantenido nada más por orden de Berlín y A pesar de que su partido es el segundo más votado en la región.