fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

De Portugal a España: recelo Ayer, cercanía El día de hoy

Mientras que se estrechan cada vez más los lazos comerciales entre Portugal y España, De exactamente la misma forma que prueba el etiquetado bilingüe en cientos de productos presentes en los supermercados, llega el alcalde de Oporto, Rui Moreira, y lanza una propuesta que ha tenido eco a este lado de la frontera: ¿por qué no una traslación del Benelux al sur de Europa? Iberolux, esa es La denominación que sugiere para su idea de Unión Ibérica… Siempre y en todo momento bajo el paraguas de una unión mayor, la europea. Su planteamiento no descubre ningún deseo nuevo, mucho más en el horario decenas de personas cruzan del norte de Trás-os-Montes a los bordes de Galicia para colocar en práctica su salto diario entre dos países. Igualmente lo saben esos ciudadanos que viven, por poner un ejemplo, en Tuy y se plantan en territorio luso con tan Sólo cruzar un puente. En otros términos, el germen está ahí e aun hay empresarios gallegos que se desplazan con la finalidad de aprovechar las ventajas fiscales que les ofrecen las instituciones portuguesas. Moreira conoce el terreno que pisa y ha querido ir más allí aprovechando que los viejos recelos anexionistas que asolaban Portugal respecto a ese vecino cuatro veces mayor Solo persisten Hoy en el baúl de los recuerdos. Cierto que un refrán alusivo continúa en la memoria colectiva de los habitantes lusos, aquel que dice: «de España, nem bom vento nem bom casamento», No obstante ahora lo recuperan con una sonrisa en los labios. «Ni buen viento» refiere a que el aire que viene del interior montañoso de Castilla o bien Galicia suele ser frío o bien molesto. «Ni buen viento ni buen casamiento»
La 2da comunicado del proverbio, «ni buen casamiento», está tomada de las consecuencias que tuvieron algunos matrimonios de las dinastías de las dos naciones. Sin embargo, claro, el resquemor más culpado se produjo en el horario en Los dos lugares coincidieron sendas dictaduras. La de Salazar, con el triste récord de ser la más larga de Europa, nunca terminó de fiarse de Franco y su bastón de mando en sintonía con los alemanes. Ahí se fraguó la «teoría de la conspiración» alimentada por documentos que testimonian los planes de invasión terrestre con columnas militares cara Lisboa. Hasta el punto de que la diferencia horaria existente entre Portugal y España hunde sus raíces en ese convulso periodo, Porque no puede olvidarse que Salazar declinó adoptar La misma franja temporal con tal de mostrar aun ahí que no se fiaba de la confluencia eventual entre Franco y Hitler. Lo cual está claro es que, llámese Iberolux o de cualquier otra forma, si un jornada se plasmara una unión política España-Portugal estaríamos en ante de un mercado potencial de prácticamente 60 millones de personas, agregando los 10.800.000 habitantes en suelo luso a los 46,7 millones del otro lado de la frontera. Ese es el principal motor que impulsó al minoritario Partido Ibérico, una formación que nació Como ‘rara avis’ y, con el paso del tiempo, ha evidenciado altas dosis de sensatez política. «Siempre creí, A partir de que Los dos países tienen democracias, que deberíamos disponer un Iberolux, De esta manera como un Benelux», informó Rui Moreira en declaraciones a una agencia de noticias cuya sede central está en La capital española. Se dirigió poco Ya antes de alabar la conveniencia de «una estrategia coordinada» para abandonar atrás «muchos años en los cuales vivimos de espaldas, con enormes sospechas y desconfianzas». Más palabras del alcalde de Oporto (no adscrito al Partido Socialista ni a los conservadores, Sin embargo su candidatura independiente se sustentara en el pasado acerca de el apoyo de unos y de otros de forma alterna) en exactamente la misma línea: «Hoy la unión entre nuestras ciudades es obvia y hablamos un idioma que no es exactamente el mismo, Sin embargo nos entendemos». Se hace referencia al híbrido conocido De este modo como ‘portuñol’, mezcla espontánea de las lenguas de Camoes y de Cervantes. Una amalgama verbal que, en realidad, no nació por estos lares Sino en la región comprendida entre Brasil y Uruguay. Del mismo modo que la realidad va por delante de los proyectos políticos, faltan menos de dos meses para que la aerolínea TAP ponga en marcha el 1er puente aéreo de Lisboa a La capital de España, con la flexibilidad que implica a la hora de coger el primer vuelo libre. Antes del verano, su idea es inaugurar otra iniciativa idéntico con salida y llegada en Oporto.