fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

El Sinn Fein podrían colarse en el Gobierno y terminar con el bipartidismo en la República de Irlanda

Siete de la mañana, hora de abrir las mesas de votación en la República de Irlanda. Hace frío, Pero lo peor de la tormenta Ciara, que tiene al país en alerta, llega por la tarde. El tiempo está revuelto, Al igual que los ánimos de los irlandeses, que El día de hoy votaron en comicios legislativas anticipadas Sólo una semana a continuación del Brexit, sin importar la lluvia y el viento. Sin embargo en Algunas regiones con pocos residentes los votantes llegaban a cuentagotas, en las ciudades más grandes, De exactamente la misma manera que Dublín, hubo cola en las mesas de votación. Alrededor de tres millones y medio de personas estaban llamadas a las urnas en 6.500 centros de votación en 39 Barrios electorales, y los 160 escaños de diputados a la Cámara Baja, que se reunirá por 1era vez el jueves 20 de febrero, se los disputan 516 candidatos. No obstante se temía que la tormenta, un esencial partido de rugby y el hecho de que Por vez primera la día electoral fuera sábado afectaran la participación, a medio día ya había superado el 34% en Algunas zonas. El jornada ha transcurrido sin sobresaltos. El conteo comenzará mañana a las nueve de la mañana, Pero las encuestas ya han vaticinado un panorama complicado, con una brecha muy chiquita entre los tres primordiales partidos: el último sondeo le dio al Sinn Fein, que Pese a lo cual muchos creen no está presente Sólo en Irlanda del Norte Sino más bien que Asimismo en la República y está liderado por Mary Lou McDonald, el 25% de los votos; al centrista Fianna Fáil de Micheal Martinun un 23%, y al Fine Gael del actual 1er ministro democristiano Leo Varadkar, un 20%. A media tarde se espera que se conozcan los primeros resultados de lo cual los expertos han calificado De este modo tal y como la votación «más impredecible de la historia». Y es que en la República de Irlanda tradicionalmente el poder se ha repartido entre el Fianna Fáil y el Fine Gael, que lo han ejercido de forma conjunta o bien por separado, No obstante A partir de La inauguración de la campaña electoral muchos votantes señalaron el requerimiento de un cambio que ponga punto definitivo a los problemas que asolan al país, En este sentido tal y como la enorme crisis de la sanidad, y cuya ferviente economía no se traduce necesariamente en beneficios para la población. Un cambio que podría venir de la mano de los izquierdistas del Sinn Fein, partido que fuera el brazo funcionario del IRA (Ejército Republicano Irlandés) y que gana cada vez más poder, acerca de todo entre los votantes más jóvenes. Ronan, un camarero de 48 años le cuenta al ABC que su hija de 22 años debe viajar todos y cada uno de los días a la universidad A partir de Dundalk, donde viven, pues no pueden solventar ningún alojamiento en Dublín, ni siquiera una habitación en un piso compartido. Su caso no es único: los costos de la Vivienda son prohibitivos, lo cual supone uno de los incidentes más graves del país actualmente y la izquierda ha prometido solucionarlo. El efecto Brexit
También el Brexit es una de las causas que quizá han hecho que crezca el apoyo al partido de izquierdas, que quiere celebrar un referéndum de reunificación de la isla dentro de cinco años. Vale la pena rememorar que la situación de Irlanda con respecto al divorcio entre británicos y comunitarios es parecido al de Escocia: Ambos países votaron por la permanencia en la Unión Europea, De este modo que se han visto obligados a dejar el Equipo sin haberlo elegido. En concreto, el 56% de los norirlandeses votó por el «remain» (proseguir) y una consulta de unificación podría darles, entre otras cosas, la oportunidad de regresar. La propuesta del Sinn Fein es atractiva, Sin embargo su pasado relacionado con la violencia no le agrada ni siquiera a muchos que desean que la isla sea un Solo país. El contrato del Viernes Santo de 1998, que selló la paz Acto seguido de un sangriento conflicto en el que murieron más de 3500 personas por el enfrentamiento entre protestantes y católicos en Irlanda del Norte, prevé que Londres permita la celebración de dicha consulta, cuyo resultado sería vinculante para ambas partes. En todo caso, el complejo sistema electoral irlandés de voto transferible de representación proporcional y la poca volumen de candidatos que ha presentado la formación hace que sea casi imposible que Mary Lou McDonald se convierta en primera ministra o bien lo que es lo mismo, que el Sinn Fein tenga mayoría absoluta, Como probablemente no la obtenga tampoco ninguno de los otros dos partidos. Esto no quita que el Sinn Fein pueda colarse en el gobierno y completar con el bipartidismo. A pesar de las repetidas promesas del Fianna Fáil y el Fine Gael de que no gobernarán con los izquierdistas, tanto por su oscuro pasado Así tal y como por las grandes diferencias de sus propuestas económicas y sociales, los expertos dicen que si las encuestas Por ultimo aciertan, va a ser necesario que alguna persona ceda o la Otra posibilidad sería gobernar con una coalición de partidos minoritarios. Desde la fecha en que Varadkar llegó al poder en el 2016, los democristianos gobiernan en minoría con un conjunto de legisladores independientes, gracias al compromiso del Fianna Fail de abstenerse en votaciones importantes. Su líder, Micheal Martinun, ha dicho en campaña que en el caso de ganar las comicios con minoría espera que el Fine Gael haga lo mismo. Lo que está claro es que el liderazgo de Varadkar, cuyo papel en el Brexit ha sido destacado, está en horas bajas y él es consciente de ello. En tanto que Pero El partido con las urnas estaba inicialmente prevista para mayo, la relación en el Gobierno se ha complicado en los últimos meses, lo que precipitó la Decisión de Varadkar de adelantar los elecciones. «Siempre he dicho que las elecciones deberían celebrarse en el mejor instante para el país. Ahora es ese momento», confirmó.