fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Tentáculos de los chalecos amarillos en el escándalo sexual de Griveaux

El porno escándalo protagonizado por Benjamin Griveaux está dejando al descubierto el comportamiento irresponsable del ex aspirante de Emmanuel Macron a la alcaldía de París, dejándose «tentar» por una o bien dos mujeres, compañeras de un activista ruso próximo a activistas franceses aparentemente recientes a las extremas izquierdas de la franquicia de los chalecos amarillos. Comenzando a instruir el escándalo Griveaux, la policía inició por detener a Piotr Pavlenski (36 años), activista «artístico cultural» que se dirigió el primero en confesar ser el músico y escritor de la divulgación de capturas y vídeos protagonizados personalmente por el portavoz oficial de Macron. Encarcelado e interrogado Pavlenski, la policía detuvo y inició a interrogar a su última compañera, Alexandra de Taddeo (29 años), Alumno de Derecho, que pudo contribuir en la difusión de los vídeos pornográficos protagonizados por el ex portavoz personal del presidente de la República. Detenida e interrogada Alexandra de Taddeo se reveló que otra compañera de Pavlenski, Oksana Chaliguina (32 años), También pudo jugar algún tipo de papel en la difusión del material porno de Griveaux. Encarcelado Pavlenski, apareció en escena un Cuarto actor, Juan Branco (30 años), que se presenta Al parecido que abogado defensor del activista ruso, con el que comparte una visión «justiciera» del activismo artístico / burócrata. Branco era conocido, hasta a continuación, Al igual que defensor de Múltiples activistas de las franjas radicales de los chalecos amarillos. Imágenes guardadas
¿Qué relación existía entre Benjamin Griveaux, Pavlenski, Taddeo, Chaliguina y Branco..? En el estado vigente de la investigación policial, parece probado que Griveaux «intercambió» vídeos e imágenes sexuales, íntimas, con una o bien con las dos compañeras de Pavlenski. Esas relaciones, entre el porno íntimo y el porno compartido Empezaron el 2018, Una vez que el portavoz oficial del presidenta de la República trabajaba en un espacioso despacho personal, en el palacio del Elíseo. No está claro cuánto tiempo duraron esas relaciones porno íntimas entre un miembro de la guardia pretoriana del presidenta de la República y dos señoritas supuestamente «seducidas» y «encantadas» por el «interés» que un personaje público sentía por ellas. Los portavoces oficiosos de Griveaux sugieren que el ex- portavoz oficial de Macron creía «intercambiar» mensajes, imágenes y vídeos por medio de una mensajería que «destruía» los mensajes «después» de vistos. La difusión de un número considerable de ese material porno íntimo semeja sugerir que no pocos mensajes, capturas y vídeos acudieron guardados en un Solo disco duro portátil o bien en un ordenador. A partir de ese archivo, usó ese material Piotr Pavlenski, cuyo letrado avanza un proyecto «revolucionario» para defender a su cliente: «El activismo artístico tiene por misión dejar al descubierto la corrupción y la hipocresía de las elites».