fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

EE.UU. considera un bloqueo naval de Venezuela con el apoyo de sus socios en Iberoamérica

Más de un año Después de que Juan Guaidó jurara el cargo de presidente encargado de Venezuela, y ante la resistencia del régimen de Nicolás Maduro y su intento, acerca de todo, de tomar el simposio por la fuerza, el Gobierno de U.S.A. vuelve a barajar una cirugía de tipo militar, con una enorme diferencia respecto a 2019: ahora Washington detecta una mayor predisposición al uso de la fuerza Por un lado de sus aliados en América Latina. Según avisó el viernes a ABC un alto funcionario de EE.UU. en un encuentro en Washington con un reducido conjunto de cronistas, «al principio en 2017, en el horario el presidenta [Donald Trump] hablaba con otros líderes de Latinoamérica acerca de el requerimiento de opciones militares, lo que no significa necesariamente una invasión completa, los dirigentes de la zona se mostraban escépticos, reticentes». Ahora, afirma ese alto político, esos líderes de Latinoamérica han cambiado de parecer y Piensan que la opción militar es adecuada. «Hoy, todos y cada uno de los líderes de la zona dicen: es probable que tuvierais razón, es probable que debamos ser más proactivos». Según esa fuente, no Solo el Gobierno y las agencias de inteligencia de EE.UU. coinciden en esa evaluación, Sino De la misma forma los aliados de Washington en la región. Estos son principalmente Brasil, Colombia y Ecuador. Con respecto esas opciones militares, el alto funcionario de EE.UU. asintió al ser preguntado por un bloqueo naval para seccionar de raíz el tráfico con petróleo venezolano y su envío a Cuba. El alto funcionario rehusó dar más detalles, alegando que no puede revelar las opciones que baraja el Gobierno para facilitar la caída de Maduro. Para ese bloqueo tendría que desplegarse la Armada estadounidense, o las de sus aliados, en el Caribe. Último recurso
«¿Quiere decir esto que es necesaria una intervención militar en Venezuela? Esperamos que no. Del mismo modo que es patente, las opciones militares tienen un rango que no significa necesariamente una invasión completa de Venezuela, algo que en sí mismo sería una verdadera hazaña», Añadió esa fuente. El 30 de abril el Gobierno de EE.UU. respaldó un pronunciamiento de Guaidó, Leopoldo López y un grupo de militares que terminó fracasando por la traición en último momento de destacadas figuras del régimen Del mismo modo que el ministro de Defensa Vladimir Padrino y el presidente del Tribunal Supremo Maikel Moreno. A comienzos de 2019, Múltiples altos funcionarios estadounidenses advirtieron repetidamente a Maduro del uso de la obliga, Sin embargo dejaron de hacerlo Tras el fracaso de aquel pronunciamiento. Inédita estrategia de seguridad
El mismo alto funcionario descubrió que la Casa Blanca está trabajando en su 1era estrategia de seguridad para el continente americano Desde la que George Bush hijo aprobó en 2004. Esa estrategia, que se hará pública en más o menos un mes, constará de cinco grandes puntos y uno de ellos está dedicado a la preservación de la democracia en todo el continente, con menciones expresas a Venezuela y Cuba. Su objetivo es conseguir un continente americano disponible de dictaduras, lo que pasa por provocar cambios en esos dos países e en Nicaragua. El funcionario afirma que Trump considera la crisis en Venezuela una advertencia para la seguridad nacional de EE.UU. «El presidenta es consciente, ha mostrado de 1era mano, los fallos de nuestras prioridades en materia de seguridad nacional. Día a jornada se pierden vidas de estadounidenses por el régimen de Venezuela. Vemos esos flujos, que Como saben le importan mucho al primer magistrado, de narcóticos y drogas», asegura. Washington, incluye, ha identificado las tres rutas primordiales de la droga venezolana, que enriquecen al régimen: por el Caribe, por América Central y por México. a su vez está el problema de la crisis migratoria, con cinco millones de refugiados. «Se trata de la mayor crisis humanitaria en la historia moderna de esta zona, y está desestabilizando a nuestros vecinos», asevera. «Si Colombia llegara a desestabilizarse por las acciones de Maduro en Venezuela, ¿qué significaría eso para nuestra seguridad nacional? Sería algo muy feo». Este alto funcionario De la misma forma asevera que ha avisado a la española Repsol, aparte de a otras petroleras, de que es hora de replegarse totalmente de Venezuela y colocar objetivo a sus negocios con el régimen. «Les hemos puesto acerca de advertencia, sus actividades con Maduro y Pdvsa [la petrolera estatal] deben acabar», avisó.