fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Arranca la carrera de candidatos a acontecer al Merkel al frente de la CDU

Del castillo de barajas de su propia sucesión, que Angela Merkel levantó a finales de 2018 con el objetivo de concluir la era política que lleva su nombre dejando todo atado y bien atado, no queda ya nada en pie. Apenas anunció Ayer la Aún 1er magistrado de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer (AKK), un poder legislativo extraordinario para votar un sucesor han saltado a la arena los candidatos, pisoteando la última esperanza de la dirección del partido de poder llegar a un consenso interno en los despachos y llevar un candidato unitario al que respaldar de forma conjunta en el simposio del 25 de abril. A la candidatura oficial de Norbert Röttgen, moderado con experiencia en Exteriores y Medio Entorno, se sumaba el anuncio de Friedrich Merz, que en una rueda de prensa El jornada de hoy a las once de la mañana lanzará su propuesta para La cita. Merz goza de grandes apoyos A partir de el planeta financiero y empresarial. Su rueda de prensa compite en expectación y fotógrafos con las de las estrellas cinematográficas de la Berlinale, Sin embargo sus enemigos en el partido no están dispuestos a sucumbir Fácilmente el protagonismo y otros dos candidatos han querido adelantarse y anunciar su propia candidatura a las nueve y media de la mañana. Se trata del 1er magistrado regional de Renania Norte- Wstfalia, Armin Laschet, y el ministro de Sanidad Jens Spahn, que presentarán candidatura conjunta. Tanta prisa está justificada. Con el poder legislativo a Sólo dos meses vista no hay nada que perder. La Decisión de Spahn de agregar sus apoyos a Laschet resulta difícil de interpretar. Por una comunicado, Spahn goza de enorme predicamento entre las juventudes de la CDU y podría hacer daño a Merz en ese flanco, No obstante en plena crisis global del coronavirus, su papel Al idéntico que ministro de Sanidad supone un elemento de alto riesgo para la candidatura. Tanto el paquete Laschet-Spahn Del mismo modo que la candidatura de Röttgen son propiedad de al espectro moderado y centrista de la CDU, continuidad en las estructuras y capacidad de formar alianzas con otros partidos. No puede descartarse que aproximándose al terminante de la carrera sumen fuerzas. Merz representa, Sin embargo, un giro a la derecha Desde el que recuperar el voto huido a Alternativa para Alemania (AfD) y pasos atrás en la legislación climática y social de la enorme coalición. Este es el aspirante que no cuenta con apoyo de la estructura del encuentro, la animadversión es mutua, y supondría un significativo relevo en los cuadros directivos en el corto plazo. Abandonar fuera a la CSU
En todo caso, empieza a disiparse la niebla que cegaba al partido conservador alemán y la sucesión proporcionará una oportunidad de fijar la identidad y la dirección de la CDU, quizá Asimismo la respuesta pendiente a la escalada populista de AfD. La canciller Merkel ha adelantado que En esa oportunidad no se inmiscuirá en el proceso, ha dejado mano disponible a la dirección, de la que se ha ido distanciando progresivamente en los últimos meses. Su Equipo desliza nada más que en la Cancillería se desea un proceso lo más rápido y limpio posible, Tal y como si es que estuvieran hablando de una intervención. Un ministro de Merkel, que recibía Ayer en su oficina a un grupo de corresponsales extranjeros, señalaba las condiciones que a su juicio tiene que tener el próximo candidato conservador a ocupar la Cancillería de Berlín. La 1era, subrayaba, es «que sea un pretendiente de la CDU», dejando fuese por consiguiente la opción de desamparar En esa ocasión a los hermanos socialcristianos bávaros de la CSU que presenten a su presidenta Markus Söder, que ha coqueteado con la idea A partir de hace semanas. La 2da condición, proseguía el ministro, es «que tenga experiencia en gobierno». Esta apuntaba a Laschet, presidenta del peso pesado de los Bundesländer y que ha demostrado no solamente su capacidad de ganar elecciones Sino más bien más bien que De la misma forma su capacidad de llevar sobre sus hombros la responsabilidad ejecutiva. El ministro, buen conocedor de la directiva del paritido y persona de confianza de Merkel, señalaba a su vez otra característica: «ha de fijar La cita al centro burócrata alemán, pues es ahí donde la CDU podrá obtener resultados que alcancen el 30% de los votos y Desde donde podrá formar coaliciones que nos permitan seguir en el gobierno».