Aprobados y suspensos de un Barça que sobrevivió en Nápoles

Ter Stegen: Hizo la estatua en el gol de Mertens, quizá por culpa de Piqué que le impidió ver la trayectoria del Pelota, Pero más tarde se sacó la espina con sendas intervenciones a remates a bocajarro de Insigne y Callejón. Decisivo a fin de que el Barna no se marchara con la eliminatoria cuesta arriba.

-Publicidad-

Semedo: Fundamental en la asistencia del gol de Griezmann, tanto por su desmarque en profundidad Después de un enorme pase de Sergio Busquets y posterior pase al delantero francés. rápido y solvente en la banda derecha.

Piqué: Lo peor es que acabó el encuentro lesionado en el tobillo derecho en una jugada fortuita Después de un mal salto. El central, ya Ya antes de irse del campo, estaba realizando un encuentro serio, aunque por culpa suya llegó el gol del Nápoles.

Umtiti: El francés prosigue mostrando síntomas claros de inseguridad por culpa de su lentitud. En la salida de Pelota dio soluciones razonables al club.

Junior: Fatal. encuentro para olvidar el suyo. Sin ideas, sin profundidad, sin convicción y sin contundencia. Si este es el nivel para el encuentro en el Bernabéu, que Dios nos coja confesados.

Sergio Busquets: prosigue siendo quien mejor interpreta el librillo de Setién. Perdió más de un Pelota, Pero recuperó decenas y aportó Además juego entre líneas. El gol de Griezmann germinó de sus botas. La peor noticia es que no estará en la vuelta en el Camp Nou al haber visto una amarilla y cumplir ciclo de sanción.

Rakitic: Seguimos sin comprender la obsesión de Setién de poner a un Deportista que está a años luz de su mejor nivel. Mediocre en todas y cada una y cada una de las facetas del juego, con el Pelota en los pies fue una auténtica agonía. Fue el 1er cambio de Setién, en el minuto 55. Dos minutos a continuación concurria el gol del Barça.

De Jong: Mal encuentro del holandés, escogiendo siempre y en toda circunstancia y en toda circunstancia y en todo momento la peor opción. Si quiere aspirar a ganar la Champions, ha de espabilar… y mucho.

Arturo Vidal: El mejor socio de Messi en el campo. Y decir esto del chileno es un reconocimiento a su juego y un palo a Setién, que no sabe acompañar a su mejor Deportista de socios válidos y referenciales. Su testiculina es positiva por la capacidad de empujar al campo Pero en el instante se le funden los fusibles se mete en fregados que no tocan. Su intento de cabezazo a Mario Rui le costó la expulsión.

Messi: Está más solo que la una. Hizo la guerra por su cuenta, aunque no siempre y en toda circunstancia y en toda circunstancia y en todo momento le salió bien. Al argentino se le vio agobiado, tanto por la telaraña defensiva del Nápoles, como por la poca eficacia de sus compañeros. No pudo brillar en casa de Maradona, Pero era el único en el campo que era capaz de silenciar San Paolo él solito.

Griezmann: Está empezando a coger fama de abrelatas. No en vano ha abierto el marcador en un total de ocho partidos. Con estos números está justificando de sobras su fichaje. Y eso que en el juego prosigue demostrando una irregularidad preocupante, Pero a nivel de números su desempeño está siendo incontestable.

CAMBIOS:

Arthur: El brasileño dio sentido y criterio en el juego.

Ansu Fati: Apenas pudo contribuir al entrar en los últimos minutos.

Fuente: periódico As