fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Anne Hidalgo lleva a Lula da Silva a París para hacer campaña municipal

Anne Hidalgo, alcaldesa de París, ha impuesto por Resolución personal el título de ciudadano de honor de la capital al expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, que ha hecho una visita rápida para hacer campaña electoral, municipal. Condenado en Brasil por diferentes delitos de corrupción, Lula llegó a París, acompañado de la expresidenta Dilma Rousseff, para comenzar entrevistándose con los representantes de todas las izquierdas francesas, incapaces de entenderse entre ellos, Pero «unidos» en el «homenaje» al expresidente brasileño. Ya antes de percibir el título de ciudadano de honor de París, por Resolución personal de Hidalgo, Lula confirmó conversaciones amistosas con Olivier Faure, dirigente del PS, y Jean-Luc Mélenchon, líder de La Francia Insumisa (LFI, extrema izquierda populista). Faure es el dirigente menos valorado en la historia del socialismo francés, al ante de un encuentro caído de hinojos en la crisis más grave de su historia. Anne Hidalgo, alcaldesa, no ha considerado oportuno poseer Faure para ningún acto de la campaña municipal en curso. Mélenchon viajó condenado el mes de diciembre pasado a tres meses de prisión con remisión de pena, culpable de los delitos de rebelión y provocación a el poder judicial. El PS y LFI, Faure y Mélenchon, se odian cordialmente y defienden políticas incompatibles, entre ellos. Sin embargo se fotografían encantados con Lula y Dilma Rousseff. Candidata a la reelección
Anne Hidalgo, A su vez, es candidata a su propia reelección en las elecciones municipales del 15 y el 22 de este mismo mes de marzo, y ha traído a París a Lula para nombrarlo ciudadano de honor invitándolo a contribuir en un mitin de campaña local. Hidalgo no ha podido ni deseado tener ningún dirigente socialista de envergadura nacional para mantener su campaña. Los dirigentes históricos han desaparecido del «radar» burócrata. No hay dirigentes emergentes. El PS está sufriendo una hemorragia dramática de militantes y adeptos. Frente la histórica crisis del socialismo francés, la alcaldesa saliente espera que la pareja Lula y Dilma Rousseff aporten a su solitaria campaña municipal el «aura» incierta de «personajes internacionales». Conforme todos los sondeos y estudios de opinión, la campaña municipal de París se Jugará en dos terrenos básicos: limpieza y seguridad. Son Los dos puntos más débiles de Anne Hidalgo. La suciedad y el aumento de la delincuencia «menor» (atracos, violencia no Siempre y en toda circunstancia «soft») son cuestiones sensibles de vida rutinaria, muy alejadas de la «gesticulación» internacional con personajes condenados judicialmente en su propia patria.