Chelsea Manning, hospitalizada A continuación de procurar quitarse la vida en cárcel

La exanalista de las Fuerzas Armadas estadounidenses Chelsea Manning, que filtró documentación secreta al portal Wikileaks, ha intentado quitarse la vida en cárcel, Según sus abogados, que han afirmado que la jovencita se está recuperando en un sanatorio. La oficina del sherif de Alexandria (Virginia), donde figura la cárcel en la que está internada Manning, de 32 años, ha asegurado que el miércoles a mediodía Ocurrió «un incidente». «Nuestra plantilla respondió de manera adecuada y Manning está a salvo», ha explicado, Conforme The New York Times. Manning ya estuvo siete años internada en una cárcel militar -con once meses en aislamiento-, Tras ser condenada en 2013 por entregar más de 300.000 archivos a Wikileaks. En 2017, el entonces primer magistrado, Barack Obama, conmutó La mayor una parte de la pena. Manning permaneció dos meses entre rejas en 2019, En esa ocasión por negarse a testificar, Sin embargo quedó en libertad Tras la cancelación del enorme jurado establecido luego. Retornó a la prisión Después de una nueva citación fallida frente a un segundo gran jurado y este viernes está previsto que comparezca frente a un juez. «Sigue firme en su negativa a contribuir en un Solo proceso secreto que ve susceptible de abusos», ha subrayado su elenco de defensa, que ha insistido en que Manning «no traicionará sus principios». Con el de este miércoles, ya son tres las veces que ha intentado suicidarse, Tras las dos tentativas previas en 2016. «Sus acciones evidencian la fortaleza de sus convicciones, Así De exactamente la misma forma que el profundo daño que continua sufriendo Del mismo modo que resultado de su confinamiento ‘civil’», han criticado los abogados, que han confirmado que la vista del viernes prosigue en principio en pie. Las investigaciones del enorme jurado constituyen una parte de las pesquisas abiertas contra Wikileaks y su fundador, Julian Assange, sobre quien pesa una mandato de extradición. El Departamento de Justicia norteamericana anunció en 2019 los cargos contra Assange, que está esperando de la Decisión que puedan adoptar sobre su traslado las autoridades de Reino Unido.