Esta cucaracha de hace 99 millones de años viene con sorpresa

Este trozo de ámbar fosilizado es una auténtica joya de la paleontología… y la escatología. En su interior quedó atrapada una cucaracha hace 99 millones de años, acompañada de sus propias heces. No es la primera vez que los estudiosos encuentran estos antiguos insectos en el ámbar, ni siquiera la 1era vez que figuran sus heces (De hecho, son bastante comunes), Pero sí es extremadamente raro que el animal sea pillado en pleno desahogo. El estudio, publicado en la gaceta «The Science of Nature-Naturwissenschaften», dejó a sus creadores, unos sacrificados naturalistas eslovacos, echar un buen vistazo a las deposiciones de Mesoblatta maxi, unos ancestros de las cucarachas. En este sentido, encontraron granos de polen bien conservados que indican que estos insectos eran importantes polinizadores de las cícadas, unas plantas primitivas que aún sobreviven en algunos puntos del hemisferio sur y que generaron la savia atrapa insectos. Tal como apunta la revista «Science» en su web, los estudiosos También hallaron protozoos y bacterias en las heces que se parecen mucho a los microorganismos presentes en las tripas de termitas y cucarachas actuales. Esto sugiere que la agradable simbiosis entre insectos y microbios intestinales se remonta a unos 100 millones de años.