fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Ciencia Sociedad

El primer antepasado de todos y cada uno de los animales modernos, descubierto en Australia

Un elenco dirigido por geólogos de la Universidad de California Riverside ha descubierto en Australia el 1er ancestro del árbol genealógico que contiene La mayor una parte de los animales comunes Hoy en jornada, incluidos los humanos. La niña criatura parecida a un gusano algo más grande que un grano de arroz, denominada Ikaria wariootia, es la primera a dos bandas, es decir, el 1er organismo con una comunicado delantera y trasera, dos lados simétricos y aberturas en cada extremo (boca y ano) conectadas por un intestino. El hallazgo se ha publicado este lunes en la gaceta Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Los primeros organismos multicelulares, Del mismo modo que esponjas y esteras de algas, tenían formas variables. Conocido De exactamente la misma forma que la biota del período Ediacárico, este grupo contiene los fósiles más antiguos de organismos complejos y multicelulares. Aunque, La mayor parte no están directamente relacionados con los animales actuales. Un famoso ejemplo son las criaturas en manera de nenúfar conocidas Al afín que Dickinsonia, que carecen de las peculiaridades básicas de La mayoría de los animales, Tal como la boca o bien el intestino. El desenvolvimiento de la simetría a dos bandas se dirigió un paso crítico en la evolución de la vida animal, dando a los organismos la capacidad de moverse con determinación y una forma común y exitosa de organizar sus cuerpos. Al igual que explican los creadores, una multitud de animales, Desde gusanos hasta insectos, Desde dinosaurios hasta humanos, se organizan alrededor de este mismo plan básico del cuerpo a dos bandas. Los biólogos evolutivos que estudian la genética de los animales modernos predijeron que el ancestro más viejo de todos los bilaterales habría sido sencilla y pequeño, con órganos sensoriales rudimentarios. Se pensó que preservar e identificar los escombros fosilizados de tal animal era bastante difícil, si es que no imposible. Los científicos sabían que las madrigueras fosilizadas encontradas en depósitos del período Ediacárico en Nilpena, Australia del Sur, acudieron hechas por bilaterales. Pero no había señales de la criatura que las hizo, con lo que a los atribulados estudiosos no les quedaba más opción que especular. Hasta 7 milímetros
Así eran las cosas hasta el momento en que Scott Evans y Mary Droser, de Riverside, descubrieron unas impresiones minúsculas y ovales cerquita de Ciertas de estas madrigueras. Con fondos de una subvención de exobiología de la NASA, utilizaron un escáner láser tridimensional que descubrió la forma regular y consistente de un cuerpo cilíndrico con una cabeza y cola distintas y una musculatura tenuemente acanalada. El animal oscilaba entre 2 y 7 milímetros de largo y 1 y 2,5 milímetros de ancho, algo más grande que un grano de arroz, el tamaño correcto para haber hecho las madrigueras. «Pensábamos que estos animales deberían haber existido A lo largo de este intervalo, Pero Siempre y en todo momento y en toda circunstancia entendimos que serían difíciles de reconocer», afirma Evans. «Una vez que tuvimos los escaneos 3D, supimos que habíamos hecho un descubrimiento importante», agrega. Ikaria wariootia recibe su nombre Al idéntico que reconocimiento de los custodios originales de la tierra. La denominación del género proviene de Ikara, que significa «lugar de encuentro» en el idioma de los indígenas australianos Adnyamathanha y También bautiza una espacio funcionario de montañas famosa en inglés También que Wilpena Pound. La denominación de la especie proviene de Warioota Creek, que se extiende A partir de la cordillera Flinders hasta la estación de Nilpena (una tierra de ovejas en el sur de Australia). «Ikaria es el fósil más antiguo que tenemos con esta clase de complejidad», afirma Droser. «Dickinsonia y otras cosas importantes quizá acudieron callejones sin salida evolutivos», explica. Capacidades sensoriales
A pesar de su manera relativamente sencilla, Ikaria era complejo en comparación con otros fósiles de este período. Se enterraba en delgadas capas de arena bien oxigenada en el fondo del océano en búsqueda de materia orgánica, lo cual indica capacidades sensoriales rudimentarias. La profundidad y la curvatura de Ikaria representan extremos delanteros y traseros Ciertamente diversos, apoyando el movimiento liderado que se halla en las madrigueras. Las madrigueras Asimismo conservan las crestas transversales en forma de «V», lo que sugiere que Ikaria se movía al contraer músculos En medio su cuerpo De exactamente la misma manera que un gusano, conocido De exactamente la misma manera que locomoción peristáltica. La patentiza de desplazamiento de sedimentos en las madrigueras y los signos de que el organismo se alimentaba de materia orgánica enterrada revelan que la criatura quizás debía boca, ano y Además intestino. «Esto es lo cual predijeron los biólogos evolutivos -afirma Droser-., y es en realidad emocionante que lo cual hemos encontrado se alinee tan Ciertamente con su predicción».