fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Se atasca en el Capitolio de EE.UU. la aprobación del paquete de estímulo para combatir el coronavirus

En el peor momento posible, los demócratas y los republicanos vuelven a oponerse en el Capitolio, demorando un acuerdo que ambas partes admiten que es preciso para el país. La ley de estímulo de la economía estadounidense por la crisis del coronavirus tendría que haber sido aprobada el fin de semana, y A pesar de que las negociaciones han llegado al Senado, este ha sido incapaz de llegar a un acuerdo por las divisiones entre partidos. Este lunes vuelve a reunirse a la busca de un acuerdo. Jornada Después de jornada que está pasando, la economía norteamericana se hunde un tanto más, con los mercados a la baja, el crédito hundido, el comercio paralizado y una destrucción de empleo de la que Solo se sabrán las cifras reales pasadas unas semanas. Y aun De esta forma, el Senado terminó su este día el ultimo jornada de la semana sin un pacto ansiado por los estadounidenses. Los demócratas han obstruido la aprobación de la ley de estímulo tal y Al idéntico que está concebida Puesto que Conforme mantienen se centra en ayudas a las grandes compañías, y no a los asalariados y autónomos. Entonces de dos semanas de negociaciones entre los líderes de Los dos partidos y la Casa Blanca, las partes han aceptado un paquete de estímulo que asciende ya a dos billones de dólares (1.860 millones de euros) entre los cuales se incluyen 350.000 millones para pequeñas y medianas empresas; pagos directos de 1.200 dólares a los perjudicados (3.000 sin son familias de al menos cuatro integrantes) y 110.000 para empresas hospitalarias, entre otros. El problema para los demócratas, acerca de todo los más izquierdistas, es que en esa ley se incluyen ayudas a grandes empresas mucho mayores que las reservadas a los asalariados y autónomos. «No podemos aprobar una serie de ayudas que solamente se convertirán en dinero de caja para empresas Al parecido que las de Donald Trump y sus familiares, o para que el departamento del Tesoro se las entregue a los amigos del presidente», informó la senadora demócrata por Massachusetts, Elizabeth Warren. «Debemos ayudar a los trabajadores y a los hospitales», sumó. El dirigente republicano Mitch McConnell, miembro del Senado por Kentucky, le respondió: «No podemos permitirnos jugar al gato y al ratón justo en este momento».