El primer visitante interestelar llegó de un planeta hecho añicos

A partir de su descubrimiento el 19 de octubre de 2017 por un telescopio en Hawái, el misterio ha rodeado al primer visitante llegado de más allá del sistema solar, un objeto con manera de cigarro bautizado Al igual que Oumuamua (algo De esta forma Del mismo modo que el 1er mensajero en hawaiano). La roca no se parecía a nada existente en nuestro vecindario. Su superficie seca, su forma inusualmente alargada y su movimiento desconcertante incluso llevaron a algunos científicos a preguntarse si se trataba de una sonda alienígena. Un nuevo estudio publicado en «Nature Astronomy» pretende aclarar el origen y la manera de este extraño cuerpo. La explicación puede no ser tan excitante De exactamente la misma manera que la que indica a un enviado de otra civilización, Pero ofrece respuestas que encajan De exactamente la misma forma que un puzle. Basado en nuevas simulaciones por ordenador, cuenta una historia de destrucción. El paso de una estrella destrozó un planeta lejano, dejando una resto de fragmentos largos y delgados. Ciertos de ellos fueron lanzados al espacio y millones o miles de millones de años más tarde uno de ellos alcanzó hasta nuestro sistema. Las simulaciones explica tanto la forma De esta forma como el curioso movimiento observado en el visitante interestelar. Oumuamua «es realmente misterioso, No obstante ciertos signos, Al afín que sus colores y la ausencia de emisión de radio, apuntan a un objeto natural», apunta Yun Zhang, de los Observatorios Astronómicos Nacionales de la Academia de Ciencias de República Popular China y cantautor primordial del estudio. Los astrónomos Siempre y en todo momento y en todo momento y en toda circunstancia han sospechado que existían objetos interestelares paseándose por nuestro sistema solar y que era cuestión de tiempo descubrirlos, No obstante creían que se parecerían más al cometa interestelar últimamente descubierto, llamado Borisov, un cuerpo helado Así como los que pueblan la nube de Oort, un reservorio de cometas en los confines de nuestro sistema solar. Estos objetos evolucionan a distancias muy grandes de sus estrellas anfitrionas y a menudo son expulsados de sus sistemas por interactúes gravitacionales. Asimismo son muy visibles Debido a la sublimación de compuestos volátiles, lo que crea el coma (o bien “cola”) de un cometa en el momento el Sol lo calienta. Aunque, Oumuamua sorprendió por su apariencia seca, más parecida a un asteroide, lo cual indica un escenario de eyección diferente. Por si es que eso fuese poco, la manera alargada y las curiosas aceleraciones atribuidas al vapor de agua bajo su superficie dejaron desconcertados a los astrónomos. Interrupción de mareas
Los creadores del estudio creen haber resuelto todas las incógnitas. En su escenario, Oumuamua proviene de un sistema con planetas que orbitan una estrella central que puede destruirlos si es que se acercan demasiado. En el momento un cuerpo más pequeño pasa muy alrededor uno mucho más grande, las fuerzas de marea del cuerpo más grande pueden romper el más pequeño, Del mismo modo que Tuvo lugar con el cometa Shoemaker-Levy 9 Una vez que se acercó a Júpiter. En tanto que bien, los estudiosos descubrieron que si un pequeño planetesimal, un cometa o bien un planeta idéntico a una supertierra pasa a 350.000 km de su estrella, la gravedad de esta los estirará y hará añicos, un proceso que los astrónomos llaman interrupción de mareas. Ciertos fragmentos podrían ser extremadamente alargados, De La misma manera que Oumuamua, que acabarían lanzados al espacio interestelar. El modelado térmico de los estudiosos mostró que la superficie de los fragmentos resultantes se derretiría a una distancia muy corta de la estrella y se volvería a condensar a mayores distancias, formando De este modo una corteza cohesiva que garantizaría la estabilidad estructural de la forma alargada. «La difusión de calor En medio el proceso de interrupción de las mareas estelares También consume grandes cantidades de volátiles, lo cual no Solo explica los colores de parte superficial de Oumuamua y la ausencia de coma visible, Sino más bien más bien También aclara la sequedad colegida de la población interestelar», explica Zhang. «Sin embargo, ciertos volátiles de alta temperatura de sublimación enterrados bajo la superficie, Del mismo modo que el hielo de agua, pueden seguir en forma condensada». Las observaciones de Oumuamua no mostraron actividad cometaria, y Solo el hielo de agua es una posible fuente de desgasificación para explicar su movimiento no gravitacional. Si es que Oumuamua viajó producido y expulsado por este escenario, se podría activar un montón de hielo de agua residual En medio su paso por el sistema solar. La desgasificación resultante provocaría aceleraciones que coinciden con la trayectoria de cometa de ‘Oumuamua. ¿Generador de vida?
Además, el trabajo apunta un dato interesante. De exactamente la misma manera que estos objetos pueden atravesar los dominios de regiones habitables, no se puede descartar la posibilidad de que puedan transportar materia capaz de producir vida (un teoría denominada panspermia). «Este es un sitio muy nuevo. Estos objetos interestelares podrían proporcionar pistas críticas acerca de de qué manera se forman y evolucionan los sistemas planetarios», afirma Zhang. Conforme Douglas NC Lin, de la Universidad de California, Santa Cruz, y coautor del estudio, «Oumuamua es Solo la punta del iceberg. Anticipamos que muchos más visitantes interestelares con rasgos afines serán descubiertos en el futuro».