Los científicos consiguen «viajar» al centro de la Tierra

Todo el mundo recuerda el clásico de Julio Verne «Viaje al centro de la Tierra». En la novela de 1864 el escritor hacía recorrer a los exploradores un arduo sendero hacia las profundidades de nuestro pplaneta para acabar hallando una gigantesca cueva hueca que albergaba un vergel antiquísimo y en el que aún moraban los dinosaurios. Los protagonistas llegan hasta ese punto Debido a una máquina perforadora, una suerte de «tanque-submarino» que navega por medio de las grietas de los volcanes. A pesar del entretenimiento que supone leer a Verne, la realidad está muy alejada de los actuales métodos de estudio del núcleo de la Tierra, la manera en la que los investigadores «viajan» al centro de nuestro planeta. De hecho, la realidad está mucho más cerca de lo que pensamos: en parte superficial. Concretamente, un Equipo de la Universidad de Tokyo ha conseguido recrear las condiciones del núcleo externo del mundo Debido a un yunque de diamante que comprime las muestras de hierro a elevadas temperaturas y elabora sofisticadas mediciones con rayos X. De esta forma es Del mismo modo que han podido determinar que esta zona, que se halla fundida, es menos densa que el hierro líquido. Los resultados se publican en la gaceta «Physical Review Letters». Las capas del núcleo
En la actualidad, el pulso del mundo se mide sobre todo A lo largo de los aparatos sísmicos, que usan los terremotos para hacer un mapa del interior de la Tierra. Gracias a esta técnica se conoce El jornada de hoy en día que el centro tiene un núcleo sólido rodeado por un líquido menos denso, el núcleo externo. Este nuevo estudio consigue, Por primera vez, detalles sobre este ultimo que Hasta el instante habían sido Por primera vez, los experimentos y las simulaciones han mostrado a los estudiosos detalles sobre este núcleo externo imposibles de conocer. Hasta después. «No es simple recrear las condiciones que se encuentran en el centro de la Tierra acá en la superficie», explica en un Sólo comunicado
Yasuhiro Kuwayama, del Departamento de Ciencias de la Tierra y del Planeta de la Universidad de Tokio. «Utilizamos un yunque de diamante para comprimir una muestra de hierro líquido sujeto a calor intenso. Pero más que crear las condiciones, necesitábamos mantenerlas el tiempo suficiente para recopilar data. Este se dirigió el verdadero desafío». Es más difícil medir la densidad de una muestra líquida que una sólida, Porque la tecnología tarda más en hacerlo. Sin embargo con una configuración experimental única diseñada, centrada en el yunque de diamantes, Kuwayama y su Equipo mantuvieron su muestra el tiempo suficiente Como para recopilar los datos necesarios. En concreto, utilizaron una fuente de rayos X altamente enfocada del sincrotrón SPring-8, situado en El país japonés, para sondear la muestra y medir su densidad. «Descubrimos que la densidad del hierro líquido, Al idéntico que la que se encuentra en el núcleo externo, es de más o menos 10 toneladas por metro cúbico a una presión de 116 gigapascales, y la temperatura es de 4.350 Kelvin», ilustra Kuwayama. «Como referencia, la temperatura Ambiente típica es de más o menos 273 Kelvin. Por ende, esta muestra está a más de 16 veces más la temperatura que hay en la habitación en que te encuentras ahora mismo y es 10 veces más densa que el agua». Elementos adicionales desconocidos
En comparación con esta inédita medición, la densidad del núcleo externo de la Tierra parece ser aproximadamente un 8% menos densa que el hierro líquido puro. Esto sugiere que quizás haya elementos adicionales más ligeros en el núcleo externo fundido que actualmente no están identificados. «Es fuerte investigar estas cosas para comprender más, no Solo sobre el núcleo de la Tierra, Sino Asimismo acerca de la composición y, por lo tanto, el comportamiento de otros planetas», termina Kuwayama. «Es importante poseer en cuenta que no Sólo los equipos elaborados nos ayudaron a localizar esta nueva datos, Sino De la misma forma el modelo matemático aplicado y los métodos analíticos. Nos sorprendió gratamente la eficacia de este enfoque y Aguardamos que pueda conducir a una mayor comprensión de la mundo bajo nuestros pies».