fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Ciencia Sociedad

¿Qué es esta extraña luz que ha surcado los cielos de Galicia?

Los cielos gallegos han registrado un fenómeno poco usual: la explosión de un cohete ruso, que se desintegró al volver a entrar en la atmósfera Después de llevar material a la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés). El fenómeno fue avistado en la madrugada de este martes Desde diversos puntos de la región.<blockquote class=”twitter-tweet”><p lang=”es” dir=”ltr”>Meteoro acerca de A Coruña <a href=”https://t.co/OHa6dNfYmA”>pic.twitter.com/OHa6dNfYmA</a></p>&mdash; Israel Borja Nuñel Timiraos (@Canaan_1983) <a href=”https://twitter.com/Canaan_1983/status/1255035545648062464?ref_src=twsrc%5Etfw”>April 28, 2020</a></blockquote> <script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script> Conforme ha informado a Europa Press el catedrático de Astronomía de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) y director del Observatorio Ramón Aller, Se trata de la reentrada a la atmosfera de un cohete Soyuz que había sido enviado la pasada semana A partir de Kazajistán con suministro para la ISS. El catedrático ha detallado que el episodio se pudo observar a las 6.45 horas de este martes A partir de las distritos gallegas en las que el cielo estaba despejado. «En La Coruña se vio pasar A partir de el nordeste hasta el suroeste, hacía el océano», ha apuntado. Esta clase de cohetes quedan a la deriva Cuando completan su misión y «poco a poco van bajando» hasta la fecha en que se destruyen en el horario en el que se acercan a las capas bajas de la atmosfera. Docobo explica que esta clase de avistamientos «no son habituales» en Galicia y, En verdad, el ultimo caso parecido de reentrada de cohetes se generó en septiembre del 2001. El experto ha precisado que Si es que bien «estaba en previsión» la posible reentrada de este Soyuz, «este tipo de fenómenos» se caracterizan por tener «una cierta incertidumbre» en la posición de caída. «Igual que se vio aquí, podía haberse producido más hacia el océano y, en ese caso, ya no se vería», apunta el catedrático, que se acuerda que Por norma general se programa a fin de que «caigan cara los océanos». Sin peligro
Docobo ha señalado que esta clase de acontencimientos no suelen implicar «peligro» toda vez que los cohetes se elaboran de un material que se destruya con el contacto en la atmosfera. Con todo, el catedrático de Astronomía de la USC reconoce que sí hubo casos en el que el «material era muy pesado» y llegaron trozos a tierra.