fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

La acusación de agresión sexual a Biden salpica a Trump y a los demócratas

Joe Biden negó Por primera vez este viernes las acusaciones de agresión sexual por comunicado de Tara Reade, una esposa que trabajó para él a principio de los años 90, Cuando el aspirante demócrata a la presidencia de EE.UU. era miembro del Senado. Reade confirmó en una entrevista en marzo que el ex vicepresidente le asaltó en los pasillos del Senado, le metió la mano debajo de la falda y la penetró con los dedos. Sus alegaciones tuvieron poco impacto al comienzo, No obstante en las últimas semanas Varios de los primordiales medios estadounidenses las han investigado y en seguida ha ganado más peso posteriormente del testimonio de una vecina de Reade. Hasta el instante, Biden había guardado silencio y la contestación a las acusaciones habían venido Solo de portavoces de su campaña. El viernes, en un comunicado y en una entrevista en la MSNBC, lo negó todo: «No es verdad», «nunca ocurrió». Biden Asimismo solicitó a los Archivos Nacionales que busquen cualquier registro de una queja contra él de Reade –ella mantuvo que la interpuso–, No obstante se negó a hacer una busca semejante en el archivo reportaje de sus décadas Del mismo modo que senador que custodia la Universidad de Delaware. Doble rasero
La acusación contra el nominado «de facto» demócrata puso en contra de el espejo a su encuentro, Pero Además a su rival, Donald Trump. La prensa conservadora se ha apresurado a denunciar el doble rasero de los demócratas y de organizaciones feministas con Biden. Su reacción ha sido muy distinto ante a acusaciones de otras mujeres. La más repetida es la de Christine Blasey Ford, que acusó en 2018 a Brett Kavanaugh
, entonces nominado al Tribunal Supremo, de agresión sexual. Al tiempo que entonces el partido demócrata se alineó con las acusaciones de Blasey, en seguida no han hecho lo mismo con Reade. La situación es especialmente significativo en posibles candidatas a la vicepresidencia, Tal como la senadora Kamala Harris o bien Stacey Abrams, que se dirigió candidata a gobernadora de Georgia. Han asegurado que creen a Biden, del que han defendido su integridad y su compromiso en contra de la violencia y los abusos contra las mujeres. Sin embargo De la misma forma hay voces independientes, De esta manera como la de Anita Hill –que acusó a otro magistrado del Supremo, Clarence Thomas, y a la que Biden maltrató en su testimonio– que exigen una investigación independiente al pretendiente. No agitar la polémica
La campaña de Trump ha aprovechado el episodio para atacar a Biden. Pero no De esta forma el propio presidenta de EE.UU. En una entrevista con el presentador Proporcionan Bongino, Trump prefirió mostrar simpatía hacia Biden y lo empleó en defensa propia. «Te conviertes en una persona rica y famosa», manifestó «y gente que no has visto y no conoces te acusan». Recomendó a su rival que «salga y lo pelee». Trump, que acumula 16 acusaciones de agresiones sexuales, percibe que no le interesa que se agite la polémica de Biden.