fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Londres afirma que parte del material sanitario comprado a Turquía es inutilizable

Una de las principales críticas que se le hacen a la gestión del Gobierno de Boris Johnson de la emergencia del coronavirus es la incapacidad de proveer de material de protección adecuado al personal sanitario. Y Ayer surgió una nueva polémica, al conocerse que 400.000 batas compradas a Turquía no cumplían los estándares de calidad y de seguridad necesarios. La información se dirigió confirmada por Brandon Lewis, secretario de estado de Irlanda del Norte, quien declaró a la cadena Sky News que Aunque se creía que el producto era «lo suficientemente bueno», en el horario «llegó aquí los equipos (de revisión) concluyeron que no cumple con los estándares correctos y decidieron no usarlo». Si bien, la empresa turca que fabricó las prendas se defendió diciendo que entregó «exactamente lo que había prometido» y que absolutamente nadie en el Ejecutivo les había transmitido su descontento con el pedido. Mehmet Duzen, de Selegna Tekstil, le manifestó a la BBC que la compañía no consiguió ningún mensaje «del NHS (el sistema nacional de salud), de sede diplomática británica en Ankara o de funcionarios del gobierno británico» quejándose de la calidad de los productos recibidos. «La tela que suministramos estaba certificada. Todos los productos estaban certificados», dijo, al paso que expresó su voluntad de rectificar «cualquier error». Un portavoz del Gobierno ha aclarado en seguida que Solo una chiquita parte del material es inutilizable. «Hemos recibido una parte de un solicitado de cerca de de 400.000 batas de un proveedor privado en Turquía», avisó la fuente, que sumó que «si bien un pequeño número de estas batas ha fallado las pruebas en el Reino Unido, La mayoría ha pasado los test que las califican De esta forma tal y como adecuadas para su uso en el NHS». El portavoz aprovechó para cuidar que A partir de el Ejecutivo están «trabajando jornada y noche para conseguir PPE (Equipo de protección personal, por sus siglas en inglés) A nivel internacional y nacional, y se esperan más pedidos de proveedores en el Reino Unido y en el extranjero». El presidente ejecutivo de la Confederación de trabajadores del NHS, Niall Dickson, declaró a un programa de la BBC Radio que esta clase de equivocaciones están socavando la confianza en el Gobierno de los trabajadores de primera línea. «Esto demuestra el peligro absoluto de hacer promesas Cuando no estás seguro de que podés cumplirlas», denunció, y Sin embargo reconoció que el suministro equipos ha «mejorado mucho», afirmó que hay centros de salud, residencias y doctores de familia que Sólo tienen el kit de protección garantizado para «uno o bien dos días».