fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Ex ministros de Salud denuncian la uso de la cifra de fallecidos por el Covid- 19 en Nicaragua

Nicaragua es uno de los países que con menos transparencia está informando de la evolución del coronavirus en su territorio, y que ha visto más desprecio por las llamadas a la precaución y la toma de medidas de prevención A partir de distintos organismos. Si bien, a día de Hoy las cantidades oficiales arrojan un número de contagios y damnificados muy bajos (hasta el 10 de mayo, Conforme el Ministerio de Salud, se habían producido 16 contagios de los que 5 habían muerto), hay firmes sospechas de su escasa veracidad ante las denuncias de familiares de afectados por el virus, De exactamente la misma forma que ha recogido la prensa nicaragüense. La pandemia del coronavirus está llegando con cierto retraso a los países de Iberoamérica, que esperan padecer el pico de contagios y muertos En medio este mes de mayo, en la fecha otros Estados, Al idéntico que los europeos, ya están bajando la curva. La preocupación ante esta situación y «debido a la magnitud que está alcanzando la pandemia del Covid-19 y su inminente agravamiento» ha llevado a cinco ex ministros de Salud de Nicaragua a denunciar la ocación que atraviesa su nación frente la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de Salud (OPS), a las que han remitido una carta -a la que ha tenido acceso ABC- en la que relatan la «carencia de acciones» Por un lado del Gobierno de Daniel Ortega ante esta grave crisis sanitaria. La misiva, firmada por los exministros Lea Guido (1980-1985), Dora María Téllez (1985-1990), Lombardo Martínez (1997-1999), Martha McCoy (1999-2000) y Margarita Gurdián (2004-2007), hace referencia al caso omiso que hizo el Gobierno de Ortega al llamamiento efectuado por la OMS el 11 de marzo alertando de que el virus del Covid-19 se había convertido en una «pandemia global», poniendo De esta manera «en gravísimo riesgo» a la población nicaragüense. Señalan, Asimismo, que Desde esa fecha no se han realizado en el país «acciones de prevención y contención», ni tampoco de «mitigación», lo cual agrava el caso «considerando la limitada capacidad del sistema público de salud». A esto se suma que Nicaragua es «el segundo país más pobre del continente americano». Y alertan de que la pandemia del coronavirus «ya está afectando de manera exponencial a la población y, especialmente, a las personas en condiciones de mayor vulnerabilidad». Desmienten De esta forma las informaciones que está ofreciendo el Ministerio de Salud de Nicaragua, que, aseguran los exministros en la misiva, «no ha informado de manera veraz, objetiva y transparente a la población nicaragüense acerca de el caso real de la pandemia», ni aconsejado acerca de las medidas a tomar para evitar la propagación del virus, Al semejante que higiene o distancia de seguridad. Y, por el contrario, «ha promovido, en los últimos dos meses, actividades que implican aglomeraciones de personas, facilitando Así las condiciones para un contagio masivo que puede redundar en elevadas pérdidas humanas». Sanciones y despidos
Los firmantes muestran su más profunda preocupación por el personal sanitario nicaragüense que está trabajando en primera línea «sin la protección requerida y suficiente y ha estado siendo obligado, so pena de sanciones severas, a manipular la datos sanitaria para negar o bien disminuir artificialmente el número de casos y de muertes por causa de la pandemia». Y denuncian la existencia de personal «despedido por sospechas de haber informado con transparencia a las familias». De la misma forma reiteran frente la OMS y la OPS cómo el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha hecho «oídos sordos» a las propuestas realizadas por las organizaciones civiles, de derechos humanos, iglesias y gremios empresariales del país para tomar medidas frente la pandemia. Dicha actitud ante al Covid-19 pone, Según los exministros, a la ciudadanía nicaragüense en una ocasión de «riesgo extremo»; y no Sólo a ella, Sino más bien de proseguir Así Nicaragua se puede convertir «en un grave riesgo para la zona centroamericana». Pese a poseer la asesoría de la OMS/OPS, los exministros aseguran que el Gobierno de Ortega se ha negado «a convocar a la ciudadanía y demás campos para prevenir y dictar las medidas necesarias a fin de cuidar a la población, han retardado la preparación del sistema de salud y no han proporcionado la protección adecuada y suficiente al personal de salud». Todo lo anteriormente expuesto lleva a los firmantes a pedir «encarecidamente» a la OMS y a la OPS «las providencias que estén a su alcance para disminuir el impacto de la pandemia del coronavirus en la población nicaragüense».