fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Deportes Futbol

Una obra de arte de Malong frena al Colonia de Gisdol

El Colonia de Gisdol quería proseguir sorprendiendo, como lo había hecho ya Ya antes del parón. Se despidió siendo el quinto mejor club de la Bundesliga Después de el cese de Beierlorzer en noviembre, No obstante pinchó en su vuelta a los terrenos de juego en ante de un Mainz que prosigue en plena lucha por la permanencia. El Colonia no pasó del empate a dos en el duelo de las dos cuidades más carnavalescas de Alemania y prosigue en la décima posición de la tabla, en tierra de la nada. El Mainz, Por su lado, se sitúa decimoquinto, cuatro puntos por delante del Düsseldorf en el puesto de promoción.

El Rheinenergiestadion estaba desierto, No obstante el vacío en uno de los feudos más animados de la Bundesliga no pareció importar demasiado a los locales. y Asimismompezó mejor el Colonia, embotelló al conjunto comandado por su ex- entrenador y no demoró en obtener la recompensa. A los seis minutos de encuentro, Niakhaté derribó a Uth en el área y el propio delantero se ocupó de poner por delante en el marcador a los suyos. Fue el comienzo de encuentro soñado para una de los equipos más en forma ya Ya antes del parón.

demoró en aparecer el Mainz, No obstante apareció. Con un Aarón Martín muy activo en el carril izquierdo, los visitantes comenzaron a ganar los duelos divididos en el centro del campo y, poco a poco, fueron acercándose al marco protegido por Horn. Boëtius tuvo el empate en sus botas, No obstante demoró tanto en reaccionar que Leistner consiguió desviar el cuero in extremis. El Colonia estaba más vivo. Y reflejó esa astucia en el luminoso: sorprendió al Mainz ejecutando una falta en el centro del campo al instante, Drexler colgó el cuero desde la derecha y Kainz sentenció el choque.

o bien, al menos, eso parecía. No obstante quedaba tiempo. Más de media hora a fin de que el Mainz tirara de épica y De este modo fue. El primero de los visitantes nació en una jugada aislada, prácticamente de la nada. Quaison filtró el cuero a Baku, el germano-congoleño la cruzó y Awoniyi recortó diferencias a bocajarro. Se lo creyeron los maguntinos, que convirtieron el encuentro en un intercambio de golpes que acabó favoreciéndoles; Debido a Malong. El camerunés había recibido en el círculo central, se fue de cinco colonienses y puso las tablas ante el descreimiento de Gisdol. Punto de oro para el Mainz.

Fuente: periódico As

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *