fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Deportes Futbol

La noche épica de Mou: de alzar la Champions al ‘sí al la villa de la capital de España’

Y a la 3era fue la vencida. Aquella noche de mayo, en el interior del Bernabéu, José Mourinho se montó en un auto de color negro. Su club, el Inter de Milán, se acababa de proclamar vencedor de Europa Después de haber derrotado al Bayern por 2-0, los dos tantos logrados por Diego Milito. Ese auto iba conducido por un empleado del club y mano derecha del 1er magistrado, Florentino Pérez, para asuntos cotidianos. El vehículo arrancó para, de forma brusca, frenar. El técnico portugués se bajó y fue a abrazarse con Marco Materazzi. Esa imagen dio la vuelta al planeta de manera rápida. Implícitamente significaba el adiós del entrenador de Setúbal al conjunto interista. Comenzaba de este modo su nueva aventura: apenas seis días acto seguido era anunciado como nuevo entrenador del la villa de la capital de España en sustitución de Pellegrini (sentenciado desde 2009 Después de caer 4-0 ante al Alcorcón en Copa…) y Después de solventar el club blanco unos ocho millones de euros al conjunto italiano por los derechos del entrenador (debía una cláusula de 16 millones).

Ese auto enfiló la salida del cancha y fue a uno de los reservados de uno de los restaurantes de moda por aquel entonces (ahora está cerrado). allá le esperaba Florentino Pérez, con el que comenzó a dibujar sus primeros trazos como futuro entrenador blanco. Curiosamente, Mourinho ya conocía la Ciudad Deportiva de Valdebebas, donde llevaría a cabo su trabajo a lo largo de tres temporadas (2010-2013). El club interista se había ejercitado en ella a lo largo de la semana anterior a la final europea. aun había coincidido con algún que otro Deportista de la plantilla blanca (ese año se disputaría el Mundial de Sudáfrica), dado que los no convocados acudían a las instalaciones madridistas para preservar su físico. Aquella noche de mayo de 2010 empezaban a fijarse las estructuras que, una década acto seguido, dieron el fruto de cuatro Champions en apenas cinco años. Pero Mourinho ya no se sentaba en el banquillo madridista…

 

 

Fuente: periódico As

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *