fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Otra noche de quejas y disturbios en EE.UU. Pese a las amenazas de Trump

Acababan de pasar las once de noche y un grupo de unas doscientas personas procesionaron este lunes hasta la fachada del Barclays Center, en Brooklyn, donde juega el Equipo local de la NBA y donde confluyen dos de las principales arterias del distrito, las avenidas Atlantic y Flatbush. Hincaron las rodillas a tierra, levantaron los brazos y entonaron uno de los gritos de las quejas en contra de los abusos policiales hacia la minoría negra: «Hands up, don’t shoot», «Tengo las manos arriba, no disparéis». Era un contexto histórico para la primordial ciudad de EE.UU. durante de la mayor oleada de quejas en el país en lo que va de siglo. Inédita York no conocía un toque de queda Desde 1943, en el momento lo decretó el entonces alcalde, Fiorello LaGuardia, para calmar quejas en Harlem por los tiros de la policía a un soldado negro. La historia se repite ahora con la muerte de George Floyd, el hombre negro que murió a manos de un policía en Mineápolis la semana pasada. Quienes llegaban al Barclays Center eran los primeros en desafiar un toque de queda en Inédita York en mucho tiempo. La Policía, que trata de de ofrecer una contestación mesurada en un Solo momento de alta tensión social y política, abandonó las cosas estar. Había congregados más agentes que manifestantes y no trataron de imponer el toque de queda. Varios automóviles y furgones policiales escoltaron al grupo en su marcha pacifica sendero del puente de Manhattan, uno de los tres que une Brooklyn con la isla neoyorquina. Los pocos automóviles que pasaban por la calle les felicitaban con bocinazos Mientras que el grupo se disgregaba con el paso de las manzanas. Los manifestantes ocuparon y cruzaron uno de los carriles del puente, el conjunto cada vez más delgado, casi en silencio, con la ciudad apagada por el toque de queda, hasta la fecha en que llegaron a Manhattan, sin provocar a la policía ni hacer destrozos. La mayor una parte de las quejas El día de ayer en Nueva York y en el resto del país acudieron pacíficas, Pero la violencia, durante de amenazas de Donald Trump de utilizar más mano dura, no desapareció. La gran Manzana no se dirigió una excepción y los saqueos que había vivido el domingo el Soho -una de las zonas comerciales más exclusivas de Inédita York- se trasladaron el lunes al Midtown. Hordas de jóvenes, muchos de ellos menores, asolaron tiendas y negocios. La mayor comunicado del pillaje Sucedió Ya antes de que empezara el toque de queda, con lo que las autoridades lo han adelantado para este martes a las ocho de la tarde. Las protestas más tardías en Manhattan fueron en Times Square, donde al filo de la medianoche hubo conflictos con la policía y arrestos. Gases lacrimógenos en la visita de Trump Las manifestaciones se repitieron en el resto de las grandes ciudades del país, Al similar que lleva ocurriendo A partir de el fin de semana. Los disturbios fueron numerosos en Washington, la capital, en un Sólo día en el que la policía lanzó gases lacrimógenos a participantes de la manifestación pacíficos a fin de que Trump visitara una iglesia próxima a la Casa Blanca que había sido atacada en la víspera. La Resolución de hacer hueco con el manipulación de la obliga para sacarse una foto le cubrió de críticas, Más tarde de que por la tarde exigiera a los gobernadores de los estados más dureza contra los participantes de la manifestación, les calificara de «débiles» y amenazar con desplegar al ejército. Los disturbios De la misma forma fueron graves ciudades Del mismo modo que Los Ángeles, donde una queja pacífica acabó con violencia y pillajes; Chicago, donde se vivieron duros conflictos con la policía, o Buffalo, en el estado de Nueva York, donde un coche de participantes de la manifestación impactó a un conjunto de policías y permitió Múltiples heridos. La necropsia de la familia incide en que murió por asfixia. La oficial alude a enfermedades cardiacas y el manipulación de drogas En Mineápolis, la ocasión avanzaba hacia la calma el primer día de la semana Más tarde de que partes de la ciudad fueran incendiadas y destrozadas en los disturbios siguientes a la muerte de Floyd. Las horas del toque de queda se redujeron, parte del operativo de la Guardia Nacional se dirigió replegado y la atención se concentró en la autopsia de Floyd. Se conocieron dos informes forenses acerca de el fallecimiento, uno solicitud por la familia de Floyd y otro por los funcionarios del condado de Hennepin. Ambas autopsias coinciden en que viajó un homicidio No obstante difieren de su causa. Conforme el relevamiento solicitud por la familia, murió por asfixia, en seguida de que el agente involucrado, Dereck Chauvin, apretara con su rodilla en contra de el cuello A lo largo de prácticamente nueve minutos. La autopsia de las autoridades, Sin embargo, asegura que murió por una «parada cardiopulmonar al ser sujetado por un agentes del orden» y mencionó la repercusión de enfermedades cardiacas previas y el manipulación de drogas.