«Matarife»

Colombia se revuelve, más en en contra de que a favor, con la microserie «Matarife, un genocida innombrable». Se trata de 50 capítulos, de 6 minutos de duración, donde El propósito a derribar es el expresidente Álvaro Uribe Vélez. La producción, de financiación poco clara, se difunde fundamentalmente A través de las redes Telegram (la rusa) y Whatsapp (la estadounidense). En el segundo episodio, se introducen imágenes de la dictadura argentina y de Rafael Videla jurando el cargo de Presidente, Después de el golpe de Estado de marzo de 1976. La secuencia permanece con recortes de ámbitos de exterminio de judíos, fragmentos de los juicios de Nurenberg y primeros planos de Hitler Al semejante que si es que fuese el espejo de Uribe. Las escenas son tan doloramente absurdas que si es que no fuese por el daño que están haciendo, a la imagen del expresidente Pero Asimismo a la de Colombia, provocarían hilaridad. La cinta de Daniel Mendoza, guionista, narrador protagonista y creador de una producción a la que ya le han sacado los colores por su escaso rigor, no se tomó demasiado en serio al arranque. Parecía que, Tal como la diana del escarnio era Uribe, éste podía defenderse Solo. Después, la cosa ha comenzado a cambiar pues, en 18 minutos acumulados, empiezan a colarse otros nombres con acusaciones afines de vínculos con redes de narcotráfico, paramilitares y corrupción. Es el caso de Marta Lucía Ramírez, vigente vicepresidenta y exministra de Defensa de Uribe que alcanza protagonismo propio en el tercer capítulo, «Esquirlas sociopáticas» (todos y cada uno de los títulos son de ese trazo). Iván Duque, primer magistrado de Colombia, cargo al que alcanzó aupado por Uribe, intervino en su defensa en Twitter (el mundo La jornada de hoy se reduce a eso, a redes sociales) donde observó. «Las infamias en su en contra de Siempre y en toda circunstancia y en todo momento son derrotadas con la rectitud de su actuar». Tanto Marta Lucía Ramírez Del mismo modo que Álvaro Uribe, recurrieron a sus abogados. Lo más probable es que Ambos ganen esta controversia Sin embargo, Indudablemente, el gran perjudicado es el expresidente que sufrió 17 atentados, acabó con las Autodefensas Unidas (paramilitares) y estuvo a un paso de ofertar a las FARC y al ELN. Uribe tiene medio centenar de juicios pendientes Pero no ha sido condenado en ninguno. Llamarle «Matarife» y compararle con gente Tal y como Videla o bien Hitler es injusto Sin embargo mucho más que sus colegas, que tanto le deben, no salgan en tromba a defenderle.