fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Conte planea una enorme liquidación fiscal para reactivar la economía italiana

«No es suficiente con reformar el país. Ha llegado la hora de reinventar Italia». En este sentido concluyó el primer ministro, Giuseppe Conte, los Estados Generales de la economía citados por él en Villa Pamphili de Roma. Se baja el telón Posteriormente de nueve días en los cuales Conte ha tenido unos 150 encuentros con empresas, sindicatos, asociaciones e instituciones, incluyendo el mundo de la cultura y del espectáculo. La meta era recolectar ideas para el plan de recuperación italiano, que se presentará a la Comisión Europea en septiembre con vistas a percibir la plata de los fondos comunitarios. Del plan de reconstrucción de 750.000 millones de euros que negocia la Unión Europea, Italia espera conseguir 170.000 millones (80.000 de subsidios y 90.000 de préstamos). De las ideas que un sinfín de personalidades han expuesto, Giuseppe Conte las ha resumido en cuatro «grandes directrices»: «Queremos un país más moderno, más digital, más verde y más inclusivo». No asistieron los partidos de la oposición del centro derecha, por el hecho de que estimaron que los Estados Generales representaban «una pasarela» para Conte, pidiendo que el plan de relanzamiento del país se discuta en el parlamento. De todas y cada una maneras, el primer ministro espera recibir a sus dirigentes (Matteo Salvini, Giorgia Meloni y Silvio Berlusconi), con la idea de obtener un consenso social. «Este charla nos fortalece»
«Aquí no ha habido pasarelas», les replicó Giuseppe Conte, quien en tono eufórico pretendió enviar un mensaje de esperanza al país: «Este diálogo nos fortalece, A mí me fortalece a mí y a todos los ministros. Nos fortalece en los objetivos, en las líneas de cirugía sobre las que Queremos actuar». Sin embargo el temor de quienes asistieron a los Estados Generales es que, una vez más, el enorme elenco de proyectos se quede en buenas palabras. Especialmente críticos son los empresarios y su patronal, Confindustria. Por poner un ejemplo, Alessio Rossi, presidente de los Jóvenes Empresarios y vicepresidente de Confindustria ha hecho este resumen acerca de los Estados Generales: «Conte es un bravo showman. Hemos asistido a un cine en un Sólo bello lugar, Villa Pamphili, Sin embargo no hubo ningún mensaje claro, ningún elemento concreto. Sirven acontencimientos y no palabras», informó el empresario romano Alessio Rossi. Probablemente para mostrar algo concreto, Giuseppe Conte lanzó la idea de ofertar impuestos a las compañías y reducir temporalmente el IVA para relanzar el consumo, que ha caído un 30% por el coronavirus. La propuesta ha desencadenado una reacción general, con división de opiniones y con reservas aun en el Gobierno. Actualmente el tipo general en Italia está en el 22%. Una primera estimación fija en unos 10.000 millones de euros el coste de la reducción del tipo general. El Gobierno tiene claro que se deben bajar los impuestos, Conforme declara a «La Repubblica» la diputada Laura Castelli, viceministra de Economía: «Estamos listos para disminuir de inmediato los impuestos. Trabajamos Además para una reducción del IRPF. Al estimular la reclama, habrá un desarrollo del Producto Interior Bruto». Fría acogida inicial
Había expectación por conocer el plan Colao, el proyecto de relanzamiento económico encargado por Conte a Vittorio Colao, exgerente de Vodafone, al ante de 17 expertos. Previamente, ese plan con un centenar de propuestas había tenido una fría acogida. «Ha sido una contribución importante para la discusión de estos días con El propósito de fabricar el plan de relanzamiento económico del Gobierno, pues corresponde a la política fijar los objetivos a cumplir», afirmó Conte. Dado que el plan Colao puede ser la base general del proyecto final del Gobierno para el relanzamiento económico, ABC solicitó la opinión del economista independiente Carlo Cottarelli, excandidato a primer ministro técnico a propuesta del presidenta Matarella y Hoy director del Observatorio acerca de las cuentas públicas italianas de la Universidad de Milán: «El plan Colao está lleno de buenas intenciones. Creo que en una buena comunicado pueden ser realizadas. Sin embargo el problema es que no ha hecho una valoración del costo de las medidas, lo cual hace un poco bastante difícil escoger o bien dar prioridad a Algunas medidas». Cottarelli sí ha hecho con su Observatorio una valoración exacta del costo económico del plan Colao: 170.000 millones de euros en cinco años para finiquitar las seis grandes áreas del plan: «Individuos y familias» (56.800 millones), «Turismo, arte y cultura» (48.100 millones), «Infraestructura y medio ambiente» (43.600 millones), «Empresas y trabajo» (12.000 millones), «Administración pública» (5.300 millones) y «Educación, investigación y habilidades» (1.800 millones). El plan de recuperación Economía digital. Hacer accesible la fibra óptica a todo el país, con una red única nacional a bajo precio. Bonus a los consumidores para promover los pagos digitales, combatiendo De este modo la evasión fiscal. Infraestructuras. Reforma del código de los concursos para contratos de obras, favoreciendo las obras públicas y privadas. En la cercana semana se aprobará el decreto de «Simplificaciones». Trabajo. Reforma orgánica para colocar en el centro la productividad, el empleo y la lucha a las desigualdades. Administración. La clave es eliminar la burocracia, un grave problema en Italia. Teletrabajo para al menos 30% de los empleados. Impuestos. Profunda reforma fiscal con reducción de impuestos. Ayudas a las empresas del sur. Sostenibilidad. Plan para favorecer la economía verde. La «sostenibilidad», palabra clave.