fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Un líder policial de Arizona presenta su dimisión por la muerte de un hispano Tras ser arrestado

El jefe de la policía de Tucson (Arizona), Chris Magnum, ha presentado este miércoles su dimisión Tras dar a conocer un vídeo en el que un chica hispano, desarmado y esposado, murió a manos de tres agentes a su cargo. Carlos Ingram López, de 27 años, falleció de un paro cardiaco ahora de estar cerquita de doce minutos esposado y boca abajo, Mientras que pedía agua de forma repetida, tanto en inglés De La misma manera que en español. Visiblemente agitado, De la misma forma pidió socorro a su ‘nana’ o abuela. El episodio Ocurrió el 21 de abril, Pero se ha conocido Tras un mes de fuertes quejas por los abusos policiales a las minorías raciales por la muerte de George Floyd en Mineápolis. «No puedo respirar», repitió Varios veces Floyd a un agente, que le asfixió Durante casi nueve minutos con la rodilla contra el cuello. La misma oración pronunció en una situación López, cuyos requerimientos de agua y de auxilio no fueron atendidos por los agentes. Los agentes no utilizaron una táctica de ahogamiento, Del mismo modo que en caso de Floyd o bien en otras tragedias afines, Pero se le mantuvo en una posición de detención -tumbado boca abajo, con las manos esposadas por detrás de la espalda- que muchos departamentos de policía desaconsejan por la posibilidad de provocar asfixia. La autopsia determinó que López murió por una combinación de sujeción física y paro cardiaco con intoxicación por cocaína. Los agentes acudieron a detenerle Después de una denominada de un familiar por «conducta incontrolada», Conforme informó Magnus. La policía había atendido otra denominada por violencia en contra de un familiar y exactamente el mismo tipo de conducta dos días Ya antes. Descubrieron a López en el garage del domicilio de un familiar, muy excitado y dando gritos En tanto los agentes forcejearon con él para detenerlo y esposarlo. Antes de perder el conocimiento y morir, los policías le pusieron telas para tapar su cuerpo y una de ellas le tapaba También la cabeza. Al ver que no respiraba, trataron de reanimarle y le administraron Narcan, un fármaco contra las sobredosis de heroína. Magnus avisó que presentaba su dimite Porque la intervención de sus agentes no cumplía con los estándares establecidos para resolver lo cual él consideró Del mismo modo que un problema de salud mental y que se produjeron «múltiples violaciones» de las normativas. La policía de Tucson ha tardado más de dos meses en revelar el vídeo, grabado con la cámara corporal de uno de los agentes. Magnus sostuvo que no se comunicó al público la muerte por la pandemia de Covid-19, Sin embargo que eso no había afectado a la investigación del suceso, que había sido puesta en manos del FBI. Aunque, ha instaurado una inédita política en el departamento que requiere que al menos dos superiores revisen los vídeos de estas cámaras Una vez que se produzca una muerte de un arrestado en un Solo plazo máximo de 48 horas. «Como jefe, acepto mi responsabilidad en estos errores», sostuvo Magnus. «Creo que no han sido el resultado de un intento deliberado o malintencionado de ocultarlo», agregó Ya antes de justificar su ofrecimiento de dimisión Al igual que una demostración de «voluntad de rendir cuentas por los fallos». Los tres agentes involucrados en la muerte de López han dimitido.