fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Comienza el juicio al hijo de la «Abuelita Yihad», un peligroso terrorista francés que medró en Daesh

Inicia este jueves el proceso de Tyler Vilus (30 años), francés de confesión musulmana, convicto y confeso de crímenes yihadistas, en Siria y otros «frentes», hijo de la «Abuelita yihad», un caso excepcional entre los centenares de franceses que decidieron enrolarse a inicios de siglo en la «guerra santa» proclamada por el Estado Islámico (Daesh en las siglas árabes) en contra de toda Europa. Tyler Vilus nació en Troyes (departamento del Aube, en el este de Francia) y se convirtió al islam a los veinte años, A través de internet y escuchando a su madre, musulmana fanática, conocida oficiosamente De La misma manera que «Abuelita yihad», condenada a diez años de cárcel por delitos de diversa naturaleza. Convertido al islam, Vilus se fanatizó con extrema rapidez y huyó a Siria dos o tres años Ya antes de la matanza del mes de noviembre de 2015, en París, en la sala de conciertos «Bataclan». Vilus hizo una carrera vertiginosa en el seno de la «burocracia» del Estado Islámico (Daesh): «policía político», «jefe de comandos», cantautor de atentados, para culminar Al semejante que «emir» de un conjunto de ultras criminales. Vilus había estado en contacto con los futuros creadores de los atentados y matanzas parisinas del 2015 (Bataclan, «Charlie Hebdo»). Esas relaciones fueron su perdición: meses Ya antes, pudo ser localizado y arrestado, el 2 de julio de ese año, en al aeropuerto de Estambul, Desde donde fue expulsado a Francia tres semanas a continuación. La Justicia ha tardado cinco años cortos en instruir un caso que tiene mucho de arquetípico, en su tragedia ensangrentada: un francés de confesión musulmana, que decide dejar su «patria» para enrolarse en las filas del Estado Islámico (Daesh), participando activamente en la «guerra santa» contra toda clase de «infieles» (occidentales, judíos, musulmanes de distintas confesiones), en Siria, en Irak, en el Magreb. Encarcelado en Francia, Vilus pudo conservar su celular personal A lo largo de una corta temporada. Y sus llamadas y mensajes permitieron a los servicios de seguridad ubicar nuevas pistas y relaciones criminales. El proceso de Vilus debe prolongarse Múltiples semanas. Corre el riesgo de ser condenado a cadena perpetua, por un rosario de crímenes de sangre, perpetrados muy mayoritariamente en Siria.