fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Deportes Futbol

Un fallo de traducción confunde a los árbitros españoles

Quiero hablar, y de paso abrir un discute, acerca de la conducta imprudente recogida en la Regla 12 de la IFAB. quizá sea la mas complicada y la que más discute concite. Todo viene a cuenta de por qué no se avisó desde el VAR al árbitro de campo en la acción de Sergio Ramos acerca de Raúl García y si en la de Dani García acerca de Marcelo. Dos pisotones.

El término voluntariedad se suprimió hace tiempo de las reglas y ahora lo que cuenta, digámoslo así, a fin de que lo entienda todo el planeta, es la forma en la que se entra a un contrario. El día de hoy, los árbitros en España y su dirección técnica consideran fundamental la riña del balón en esta clase de acciones, con lo que, volviendo al encuentro, en una sí se estaba disputando el Pelota y en la otra no.

No obstante acá es donde está el fallo de concepto, a mi modesto comprender. El reglamento original (y su filosofía) siempre y en todo momento y en todo momento y en todo momento está escrito en inglés y más tarde vienen las traducciones del publicación. es casi imposible trasladar fielmente del idioma original los conceptos y la filosofía de la regla.

acá están los dos textos, el original y su traducción. Como se percibe, en castellano, a La carencia de atención, de consideración y a la no precaución le prosigue, y quédense con la oración, que es la clave de todo, el disputar un balón a un adversario. Si nos vamos a la versión original en Ingles, vemos que diferencia ‘making a challenge’, que esta expresión se refiere a una entrada disputando el balón, de la oración ‘acts without precaution’. En la versión inglesa, en esta 2da oración Solo habla de actos sin precaución y en ningún instante refiere a que tenga que ser una riña de balón.

Resumiendo, en castellano la conducta imprudente es en riña de balón, al tiempo que en la versión original establece una clara diferencia entre ‘making a challenge’ y ‘acts without precaution’. en muchas ocasiones una mala traducción puede llevar a un fallo de concepto y trastocar la filosofía de la regla.

Fuente: periódico As

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *