fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Berlín urge a fortalecer la defensa europea frente el repliegue de EE.UU.

Berlín lamenta la Decisión unilateral de Washington de retirar 11.900 soldados estadounidenses estacionados en Alemania
. La ministra de Defensa, la conservadora (CDU) Annegret Kramp-Karrenbauer, calificó este viernes el repliegue de tropas de EE.UU Al idéntico que «desafortunado» y se mostró partidaria de «avanzar más veloz en la política europea de seguridad y defensa», anticipando que Alemania utilizará su semestre de Presidencia en el Consejo de la Unión Europea para perseguir este fin. Kramp-Karrenbauer anunció a su vez que el Gobierno federal «apoyará» a las zonas afectadas por la Resolución de EE.UU.: «En lo concerniente a los desafortunados planes de retirada de tropas estadounidenses, invitaré a los primeros ministros de los estados federados después del verano para discutir de qué forma (el Ejército alemán) puede apoyar a las zonas afectadas», afirmó la política alemana, que insistió en que «la buena vida en Alemania y Europa depende cada vez más de de qué forma aseguramos nuestra propia seguridad». A lo largo de la Guerra Fría acudieron –con 250.000 soldados– el garante de la seguridad de la República Federal de Alemania. El martes pasado, Si es que bien, el Pentágono anunciaba que retirará 11.900 de los 36.000 militares estadounidenses de Alemania, de los que 5.600 se reubicarán en otros países de la OTAN –principalmente Bélgica (en Mons, donde se halla el mando de la OTAN) y Asimismo Italia– y otros 6.400 regresarán al país. La mayor una parte del repliege proviene de Vilseck, de la base aérea de Spangdahlem y de Ambos centros de mando para Europa y África ubicados en Stuttgart. Los tres Länder afectados son Baden Württemberg, Baviera y Renania Palatinado, los tres en el sur del país. Especialmente afectado es Stuttgart, la capital de Baden-Württemberg, donde está el comando central de las tropas de EE.UU. europeas, que en seguida se trasladará a Bélgica. El secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, explicó que la pretensión de la Casa Blanca es «fortalecer la OTAN» y «disuadir a Rusia» allá donde sea más necesario, en el marco de un ajuste más amplio con el que EE.UU. pretende adecuar su potencia militar a «la nueva era de competición por el poder». Polonia recibirá mil soldados
El presidenta Donald Trump avanzó ya a mediados de junio su pretensión de reducir el número de tropas estadounidenses en Alemania, descontento por el a su juicio insuficiente gasto en defensa de Berlín. A comienzos de julio, los dirigentes de cuatro estados alemanes instaron al Congreso estadounidense a bloquear la reducción de tropas, advirtiendo de que podría debilitar la disuasión de la coalición atlántica contra Moscú. A su vez, el ministro de Defensa polaco, el ultraconservador (PiS) Mariusz Blaszczak, informó La jornada de ayer que mil soldados se instalarán en su país: «Vamos a contar en Polonia un mando» de las tropas de EE.UU. que va a «gestionar a las fuerzas desplegadas en el flanco oriental de la OTAN», comentó. Blaszczak avisó, De esta forma, que su nación «pronto» firmará con los estadounidenses «el pacto permanente sobre una presencia duradera del ejército de EE.UU.». Trump: «Alemania es morosa»
Donald Trump ha insistido esta semana en que Alemania es «morosa» Porque destina menos de un 2% de su producto interior bruto (PIB) a defensa, La meta que se han fijado los países de la Alianza: «Alemania es morosa. No ha pagado sus tasas, no ha pagado sus tasas de la OTAN. No tienen intención de solventar y se han aprovechado de EE.UU. A lo largo de muchos años en comercio, en defensa y en todo lo demás (…) Alemania debe miles de millones de dólares a la OTAN, ¿por qué deberíamos dejar nuestras tropas ahí?», afirmó el presidenta estadounidense poniendo el dedo en la herida que existe entre Berlín y Washington.