fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Deportes Futbol

Raúl, el capitán sin estrellas

En sus 100 años de existencia, la vida de la Selección está plagada de casos y situaciones llamativas. por servirnos de un ejemplo, que Alfredo di Stéfano, uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol, no llegara a jugar ningún encuentro en un Campeonato del planeta, o bien que la Quinta del Buitre desapareciera de la escena en una rebosante plenitud. No obstante el suyo, el de Raúl González Blanco, se puede apreciar el proceso individual más singular de todos.

Su notable carrera internacional de diez años, tres Mundiales, dos Eurocopas, unos Juegos Olímpicos, 102 partidos y 44 tantos y 27 pases de gol transcurrió en la época en la que España no ganaba y acumulaba decepción Después de decepción. A pesar de ello su gran identificación con la Selección merecía otro final tanto en el fondo como en las formas. Se quedó justo en las puertas de la gloria, en el instante en el que La Roja comenzaba a tomar cuerpo como tal.

la remera de su habitación

Una camiseta de la Selección del Mundial de España (1982) fue la 1era que decoró su habitación en la casa paterna de la Colonia Marconi. más tarde llegaron todas y cada una y cada una de las demás. En comparación con su vertiginosa trayectoria en el Real la capital de España, su 1era experiencia con las selecciones cantera fue bastante tardía. Se estrena con la sub-18 en el instante ya debía 17 años y cinco meses y solo 24 días ya Ya antes de debutar en 1era con su club. Su 1er técnico, Andoni Goicoechea. Fue en una eliminatoria contra Finlandia y marcó dos tantos en cada encuentro.

Ya forma una parte del 1er club blanco en el instante es citado para la sub-21 que se juega la clasificación para la fase final del Europeo de la categoría y el pase a los Juegos Olímpicos de Atlanta. Sus tantos ayudan a conseguir el propósito. Es citado Asimismo para el Mundial sub-20 de Qatar. Polémica. Se juega en el mes de abril del 95 con la época en juego. El Real la capital de España no está por la tarea de perder a su gran descubrimiento, No obstante al final, la Federación consigue que los Raúl, Iván de la Peña, Etxeberría, Salgado, Morientes, Roger… viajen. Golea en los dos primeros partidos contra Burundi y el país nipón. En los cuartos contra Rusia Asimismo marca. España pierde las semi-finales y el encuentro para el 3er puesto.

Con 18 años Raúl tiene por delante la fase final de los sub-21 en Montjuic, la Eurocopa de Inglaterra y los Juegos Olímpicos. Por fechas podría aun acudir a las tres citas. El ‘pueblo’ quiere verlo ya en la ‘A’, No obstante Javier Clemente, que es quien manda, decide que siga con los ‘sub’. Se lleva dos chascos consecutivos: final perdida ante Italia en Barna y pronta eliminación en Atlanta a pies de Argentina.

Nuevo curso. Su salto a la absoluta está al caer. No en la 1era convocatoria, No obstante sí en la 2da. Praga es la ciudad elegida para su comienzo. encuentro clasificatorio para el Mundial 98. Raúl se muestra serio. Más callado que de costumbre. Sus padres, Marisa y Pedro, y su representante, entonces Fermín Gutiérrez, le acompañan en el viaje. Es el gran protagonista de la víspera y Asimismo del encuentro (9-10-96). Por fin titular. Camiseta azul de manga corta con el ‘7’ a la espalda. El encuentro termina 0-0. “Estoy contento. He jugado los 90 minutos y hemos conseguido un buen resultado ante una selección potente. El empate es lo mejor, más que mi comienzo. Me voy feliz de Praga”. En el abrazo con sus padres en el aeropuerto prácticamente se le brincan las lágrimas. Clemente ya jamás volvería a dudar de él.

Las primeras veces

Su 1er gol llega en el 3er encuentro, contra Serbia-Montenegro en Valencia. España se clasifica para el Mundial de Francia. En el comienzo contra Nigeria marca y se convierte en el Deportista más adolescente de la historia de la Selección en golear en un Campeonato del planeta. Tiene 20 años y 351 días. La derrota en ante de los africanos es decisiva a fin de que España quede fuera en la 1era fase. Raúl ve como Zubizarreta, el gran capitán, rompe a llorar. Es su 1er gran fiasco con la Selección. No sería el último, por desgracia.

Siete tantos en cuatro días

Después de la debacle de Chipre (3-2) donde marca un tanto, Camacho sustituye a Clemente. Raúl es inamovible y vive ciertos de sus mejores instantes. En cuatro días rubrica siete tantos. Cuatro a Austria (27-3-99) y tres a San Marino el 31. Espera la Eurocopa 2000. Milagro ante Yugoslavia y los cuartos contra Francia. jamás olvidará ese encuentro y el fatídico instante en el que falló el penalti que hubiese forzado la prórroga (2-1). Suya fue la Resolución de tirarlo. Mendieta, el 1er especialista, había sido sustituido y Raúl se proyectó a por el Pelota. Estaba persuadido de marcar. Minuto 89. Engaña a Barthez No obstante el esférico se le va alto. No hay consuelo que le alivie. todos y cada uno de los compañeros le abrazan. Camacho le da dos gritos. Zidane le cambia la remera. Otro fiasco.

No juega contra Corea

Camino de la proxima cita, el Mundial de Corea y el país nipón 2002, Raúl supera marcas individuales. Llega al encuentro 50 contra Holanda en Rotterdam con 24 años y nueve meses. A esa edad Butragueño llevaba 29; Gordillo, 25; Iribar, 19; Zubizarreta, 14 y Camacho y Asimismo Hierro, 13. Internacionalmente Asimismo rompe barreras. Solo Pelé mejora sus números (49 partidos y 51 tantos). Cruyff (14), Maradona (41), Zidane (22)… están lejos.

Pasa de lucir el ‘10’ al ‘7’ que llevaba en el Real la capital de España. Llega a la enorme cita en plenitud. Lo prueba con sus tantos en la 1era fase: tres. En los octvs. contra la República de Irlanda se lesiona. solicita el cambio. absolutamente nadie mejor que él sabe que es una lesión muscular lo suficientemente grave como para perderse el encuentro de cuartos… si el club se clasifica. Lo consigue en los penaltis, con dos paradas de Casillas.

Comienza la cuenta atrás. El encuentro contra Corea semeja misión imposible. Se pone en las manos de Pedro Chueca, su fisioterapeuta de confianza. Mañana, tarde y noche. Entrenamientos de recuperación secretos y una última prueba nocturna. Quiere llegar, No obstante no puede. A último hora, entre todos, lo frenan. Hay confianza en ganar al anfitrión y disputar, por fin, unas semi-finales. Desde el banquillo, Raúl reconoce perfectamente al árbitro. El egipcio Al Ghandour le había pitado en los Juegos de Atlanta en el 96 en la derrota de despedida contra Argentina (4-0). Malos recuerdos que se confirmarían con todo lo que sucedió por medio de los 120 minutos.

Capitanía y record de tantos

La vida prosigue. Camacho lo deja. Llega Iñaki Sáez. Estrena capitanía en el homenaje a Puskas en el Nepstadion de Budapest y supera a su amigo y compañero Fernando Hierro como máximo goleador. Marca dos tantos a Khan en un amistoso contra Alemania en Palma de Mallorca y alcanza las 31 dianas en 59 partidos, una media superior a medio gol por encuentro. De la Eurocopa 2004 se marcha sin estrenarse y con la enésima decepción a cuestas.

Para un hombre-Selección habituado a ganar vestido de blanco no es simple digerir lo que le ocurre en el instante se viste de rojo. “Habría que juntar las tres Champions para saber lo que puede ser ganar un Mundial”, reconoce Entre tanto se confirma que Luis Aragonés va a ser su cuarto seleccionador y la clasificación para el que debe ser su 3er Mundial pasa por el purgatorio de una repesca contra Eslovaquia que se supera con solvencia. Una lesión esencial (19-11 contra el Barna) compromete El encuentro. aqueja una rotura parcial del ligamento cruzado anterior. Se le diagnostica entre tres y seis meses de baja. Decide no operarse y se machaca en una rehabilitación complicada. Se pone como fin reaparecer con el Real la capital de España en la Champions. Lo consigue.

Luis Aragonés, Por su lado, confiesa en público que lo aguardará hasta el último día. Raúl llega a tiempo. aun juega y marca en el amistoso contra Egipto, poco ya Ya antes de viajar a tierras germanas y Después de una larga sequía con su club con el que no había marcado Después de recuperarse de la lesión. Llevaba 218 días en seco. Algo inusual en él. “Quien diga que estoy acabado es que no entiende de fútbol. Los que lo comentan son envidiosos y oportunistas. Una cosa es opinar y otra bien distinta perderme el respeto como hace mucha gente y muchos medios”.

Arranca el Mundial. No es titular en el 1er encuentro. Como Villa marca dos tantos y Fernando Torres, uno, el técnico los mantiene en el once en el 2do contra Túnez. Como el encuentro se complica, Luis recurre a Raúl, en la 2da parte. Sale, firma el gol del empate y se convierte en el 1er de España en marcar en tres Mundiales consecutivos. Lejos estaba de pensar que ese, el 44, sería su último tanto con la Selección. No se besa el anillo, como solía hacer habitualmente, besa con rabia el escudo de su camiseta y corre cara el banquillo para buscar a Cañizares y Michel Salgado, sus dos fieles compañeros, con los que venía compartiendo su decepción por no ser titular.

Ese dato y lo acontecido esa misma noche en la concentración no pasa inadvertido al seleccionador. La relación comienza a resentirse. A pesar de ello, con la clasificación asegurada, juega el tercero contra Arabia Saudita y el técnico lo ratifica contra Francia en octvs.. España parte como favorita No obstante cae eliminada. Una más.

La vuelta del verano y el próximo encuentro (15-8-2006) trae a Raúl un regalo en forma de centenario. En Reykjavic contra Islandia (0-0) se convierte en el 1er Deportista de campo que llega a los 100 partidos. prácticamente diez años habían pasado desde el primero: 3.597 días concretamente. Ya solo tiene por delante a Zubizarreta con 126. “Para mí cada encuentro con la Selección es un sentimiento, algo muy singular. Es cuidar a mi país”

Tampoco podía imaginar en esos instantes que, No obstante su relación con Luis estuviese ya un tanto deteriorada, solo le quedarían dos partidos más. Liechtenstein y Asimismo Irlanda del Norte. El principio del fin se vivió en Belfast (6-9), Windsor Park. Derrota inesperada (3-2). Un tal Healey, con sus tres tantos, entra en la historia del fútbol de España. Una de las derrotas más dañinas de la vida del club nacional. Críticas durísimas y ocasión extrema para el técnico que, en las horas siguientes adopta una Resolución fulminante: Raúl ya es pasado.

La hecatombe se confirma en la proxima lista oficial. Luis no le convoca para el encuentro contra Suecia. La España futbolística se conmociona. División de opiniones. Raúl no alza la voz. “Lo veré en casa y siempre y en todo momento y en todo momento y en toda circunstancia seré el hincha número uno de la Selección. jamás he sido un conspirador de vestuarios. Solo he intentado que todos y cada uno de los compañeros aunemos voluntades”.

Luis mantiene el pulso

«En el fútbol ya ha acontecido que los futbolistas vayan quemando etapas. Me toca hacer la lista y quiero acertar. No he hablado con Raúl. No suelo hacerlo. Raúl no es una excepción. Hay otros que no vienen y de ellos no me decís nada. comprendo que él es muy mediático, No obstante ya os he contestado”.

No volvería más. De nada valieron las presiones, ni las intermediaciones. Ni tampoco una comparecencia pública ante la Prensa de los dos en febrero de 2008 para firmar una supuesta paz. Raúl provoca el encuentro. Luis no da su brazo a torcer. Agradece al Deportista su comportamiento No obstante no entra en sus planes de futuro. Con el tiempo, ya fuera de su cargo, fue un tanto más drástico. “Hubo que hacer cosas por el bien del fútbol de España. ciertos jugadores, como Raúl, ya no rendían como Me hubiese agradado. Hubo un instante en el que la Selección le venía grande”.

Raúl jamás contestó. Con 29 años se tuvo que despedir de la Selección. La Selección de su alma.

Fuente: periódico As

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *