fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Ciencia Sociedad

Detectan una nave de la NASA en ruta de colisión con la Tierra Ya antes de su destrucción

Con el permiso de las megaconstelaciones de satélites, que cubren el cielo con sus siluetas metálicas, varias redes de vigilancia rastrean el firmamento en búsqueda de cuerpos peligrosos para la Tierra: «rocas» espaciales de Varios metros de diámetro que pueden explotar o deshacerse en la atmosfera o, en algunos casos, llegar a provocar daños en tierra. El pasado 25 de agosto el «Sistema de última alerta de impacto terrestre de asteroides», de la Universidad de Hawái, y el Catalina Sky Survey, dependiente de la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA, alertaron de la presencia de un pequeño objeto en ruta de colisión con la Tierra. Más tarde del avistamiento, los científicos llevaron a cabo cálculos de precisión de la órbita en el Centro de Estudio de Objetos Cercanos a la Tierra, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) en Pasadena, y los contrastaron con el colegio homólogo de la Agencia Espacial Europea (ESA). Así, se dijo la naturaleza de dicho objeto. De esta forma concluyeron que no Versa de un asteroide, Sino más bien que de una chiquita nave espacial lanzada por la NASA hace 56 años. Su nombre es «Orbiting Geophysics Observatory 1» (OGO-1), un satélite que, Conforme confirmó la NASA, se volatilizó este sábado a las 22.44 (hora española), creando una lluvia de restos humeantes (aquí podés ver de qué forma Sucedió). Destrucción del satélite GO-1, el pasado 29 de agosto – B. Levionnois (Société d’Astronomie de Tahiti / l’Association Proscience) and P. Jenniskens (NASA / SETI Institute
El OGO-1 era un satélite de 487 kilogramos que ha estado fuera de servicio A partir de 1971. Desde entonces ha perdido altura y ha estado acercándose a la Tierra inexorablemente, hasta la fecha en que las capas menos densas y más altas de la atmosfera Comenzaron a hacerle perder velocidad, por medio del rozamiento. Debido a la atmosfera, el aparato acabó destruido y se estrelló de forma segura en el vasto océano Pacífico, a 160 kms al sureste de Tahití. La nave comenzó a funcionar en 1964, En el momento en que llegó su órbita sobre el Ecuador. Viajó uno de los cinco satélites de su serie diseñados para estudiar el campo magnético, la atmosfera del planeta y la meteorología espacial. Luego de recolectar data Durante cinco años, se ha colocado objetivo a su trabajo en noviembre de 1969, y se retiró del servicio en noviembre de 1971. La reentrada en la atmósfera es el tratamiento frecuente para poner los satélites fuese de servicio y disminuir el problema de la basura espacial, por el que el «arsenal» de cachivaches y escombros lanzados En medio décadas ponen en riesgo las misiones espaciales.