fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Barbados anuncia que va a dejar de reconocer a Isabel II Al igual que jefa de Estado

La gobernadora general de Barbados, Sandra Mason, ha anunciado este martes que A partir del año 2021, coincidiendo con el 55 aniversario de la independencia de la isla caribeña, el país pasará a ser una república, dejando De este modo de reconocer a la reina Isabel II Del mismo modo que jefa del Estado. «Llegó la hora para abandonar atrás por completo nuestro pasado colonial», ha anunciado A lo largo de la apertura de la 2da sesión del Parlamento del país, ha señalado el medio ‘Barbados Today’ A lo largo de redes sociales. En un Solo discurso escrito por la 1era ministra de Barbados, Mia Mottley, Mason ha reafirmado que el «siguiente paso lógico» cara la «plena soberanía» del país va a ser convertirse en una república A lo largo de los actos de fiesta del 55 aniversario de la independencia, en noviembre de 2021. «Después de haber alcanzado la independencia hace más de medio siglo, nuestro país no puede tener dudas de su capacidad de autogobierno», ha señalado Mason, quien ha subrayado que la población local «quiere un líder de Estado de Barbados». No es la 1era vez que el territorio, uno de los más pequeños del grupo de las Antillas menores, planea dar un paso igual. En 2015, las autoridades ya anunciaron que con motivo del 50 aniversario de su independencia, presentarían un proyecto para cambiar de líder de Estado en noviembre de 2016, No obstante Por ultimo no prosperó. Barbados logró la independencia de Reino Unido en 1966, Aunque Isabel II continua siendo la jefa de Estado no Solo de este territorio, Sino de otros más de 50, entre ellos Varios de las islas del Caribe, Como Jamaica, Bahamas, Antigua y Barbuda o Bermudas. Si es que Barbados logra desvincularse de la monarca británica, se sumaría a otras viejas colonias que lograron conformarse Del mismo modo que repúblicas, Al idéntico que Trinidad y Tobago, Dominica y Guyana. Ya en 2003, Barbados dio un 1er paso para desvincularse definitivamente del ancestral yugo colonial sustituyendo el Consejo Privado de UK, en Londres, que era su tribunal de apelaciones final, por el Tribunal de Justicia del Caribe, con sede en Puerto España, la capital de Trinidad y Tobago.