fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Quema de iglesias y otros inconvenientes violentos, en el 1er aniversario del estallido social en Chile

Dos iglesias fueron quemadas Ayer domingo en Santiago de Chile, ahora de persistentes ataques efectuados por reducidos Grupos violentistas que se desprendieron de la masiva concentración que reunió a unas 150.000 personas en la conmemoración del estallido social de octubre del año pasado y a Solo una semana del plebiscito que llevará a las urnas a más de 17 millones de votantes que decidirán la suerte de la Constitución heredada por el régimen dictatorial de Augusto Pinochet. El 1er ataque afectó a la iglesia San Francisco de Borja, una parroquia destinada a Carabineros –la policía militarizada chilena- que resultó con daños Pero que había sido desocupada, Según informó la corporación. No obstante ha sido la parroquia de la Asunción, También ubicada a pocas cuadras de la Plaza Italia donde se realizaba la masiva manifestación, la que acabó completamente destruida por las llamas y cuya cúspide se derrumbó aparatosamente En tanto los canales transmitían en directo el esfuerzo de los bomberos por controlar el siniestro. Esta iglesia ya había sido vandalizada en noviembre del año pasado, En el momento en que manifestantes encapuchados sacaron el mobiliario del templo para levantar barricadas. El incendio se generó cerquita de las 20 horas del domingo, en el horario La mayoría de los manifestantes que estuvieron pacíficamente En medio todo el jornada en la rebautizada «Plaza de la Dignidad», comenzaba a irse. En ninguno de Ambos incendios hubo heridos. Enfrentamientos con la policía
Caída la noche, se acudieron multiplicando los informes de inconvenientes en el centro de Santiago entre participantes de la manifestación y la policía, Así También Del mismo modo que se avisó de barricadas en la norteña ciudad de Antofagasta, Melipilla, San Bernardo, Concepción, Los Ángeles, Temuco y en la austral Punta Arenas, entre otras distritos. De la misma forma fueron reportados ataques con bombas incendiarias y piedras a al menos dos cuarteles policiales, en Puente Alto y Puerto Varas, en el sur de Chile. El caso de mandato público se dirigió controlada A lo largo de todo la este jornada A partir del palacio presidencial de La Divisa, hasta donde llegó por la noche el presidenta Sebastián Piñera, quien se reunió con el ministro del Interior, Víctor Pérez, y el general director de Carabineros, Mario Rozas. Al definitivo de la jornada el ministro del Interior afirmó que «grupos minoritarios» llevaron a cabo actos de violencia al interior de la multitudinaria manifestación, las que más tarde trasladaron a otros sectores de la ciudad. El ministro se refirió De esta forma a un breve incidente que se provocó durante de la manifestación en el horario dos «barras bravas» de clubes de futbol se enfrentaron a golpes. El ministro subrayó que la policía protegió instalaciones vitales, De la misma forma que el Metro de Santiago, y lamentó la quema de las dos iglesias, acto que calificó de una «brutalidad». Víctor Pérez destacó que, a una semana del plebiscito, «los chilenos deben canalizar sus diferencias A lo largo de los canales institucionales y democráticos».