fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

PDVSA intenta eludir un desastre ecológico por el vertido de su navío en el Caribe

La estatal Petróleos de Venezuela, PDVSA
, intentará evitar un desastre ecológico de envergadura en el mar Caribe que podría generar el vertido de 1,3 millones de barriles de crudo del buque Nabarima, a punto de hundirse ante al golfo de Paria, en las costas orientales del país y de Trinidad y Tobago. Si bien de manera tardía, y Tras muchas presiones Por un lado de la Asamblea Nacional, dirigida por el presidenta interino Juan Guaidó
, PDVSA decidió Finalmente mandar al Icaro, uno de sus buques sancionados, A partir de Panamá para aliviar la carga del tanquero petrolero Nabarima, en peligro de zozobrar A partir de hace semanas. En su cuenta de Twitter, Armand Delon, ingeniero de Química y Petróleo de la Universidad Central de Venezuela, informó al estado Sucre en el Golfo de Paria, «tanquero Ícaro a “tiro de piedra” del buque Nabarima. Con una capacidad de más de 600.000 barriles lo estabilizará. Ojalá “la mar” esté serena para que no haya incidentes al trasegar el crudo y eludir una catástrofe ecológica». Las alertas y advertencias parlamentarias sobre el peligro del navío de 264 mts de largo y su reciente inclinación se emitieron A partir de agosto, Pero solamente hace un par de días PDVSA reaccionó para enviar el salvamento. El buque flotante de almacenamiento y descarga (FSO) Nabarima, operado por la compañía conjunta Petrosucre entre PDVSA (74% de acciones) y la italiana ENI SpA (26% de acciones), Sin embargo ambas han pretendido lavarse las manos, negando cualquier problema con el tanquero para no aceptar responsabilidades. Denuncias de trabajadores
El pasado 12 de agosto, un grupo de trabajadores denunció que el barco tenía una inclinación de 8%, con su sala de máquinas inundada y sus bombas de achique quemadas, Aunque, en septiembre, PDVSA negaba tal ocasión En medio un parte. Conforme el sindicalista petrolero Eudis Girot, los propietarios del buque alegan que las sanciones financieras impuestas por USA han obstaculizado las posibilidades de trasladar el crudo. «No hay excusas a fin de que ese petróleo permanezca en el Nabarima, las sanciones no pueden ser excusas, el petróleo tiene que ser sacado de allá para eludir una tragedia», señaló el jefe sindical. Hace dos días la Comisión de Entorno, Recursos Naturales y Cambio Climático del Parlamento, que preside la diputada María Gabriela Hernández del Castillo, reiteró el llamamiento que hizo el pasado 13 de agosto de alerta de riesgo de vertido petrolero en el Golfo de Paria, estado de Sucre, Sin embargo endureció su reclamo ante el vacilón de los propietarios del Nabarima. «Ninguna sanción puede impedir que ENI o bien PDVSA traspasen ese crudo que constituye Hoy en día un riesgo tan grande para la nación y el Caribe, estamos hablando de uno de los espacios de biodiversidad más ricos del planeta. Ahora la excusa barata es que por las sanciones ENI no puede sacar el crudo, no sean irresponsables y saquen esa aviso a nuestros espacios naturales de ahí», expresó. La diputada Hernández demandó a la empresa de hidrocarburos italiana: ENI, «que se lleve ese petróleo, Así sea regalado, Pero que lo saquen del navío Nabarima, y que eliminen ese riesgo de las costas venezolanas».