fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Guerrilla urbana en Nápoles en queja por el toque de queda

La rabia en Nápoles por el toque de queda se convirtió anoche en guerrilla urbana. Hubo aun una agresión organizada militarmente, con una suerte de «dirección» oculta que llevó a los diversos Grupos a atacar a los policías y carabineros que intentaban desesperadamente defender el perímetro del Palazzo Santa Lucia, la sede central del gobierno de la zona de Campania, Conforme el jornal local «Il Mattino». Los manifestantes arrancaron en las calles «sampietrini» para arrojarlos contra la policía, incendiaron papeleras, lanzaron cartas bomba y atacaron a periodistas. La policía respondió con gases lacrimógenos. Acudieron arrestadas dos personas, con antecedentes por tráfico de drogas. De entrada, se trataba de una manifestación de queja pacífica organizada por comerciantes y ciudadanos en contra de el toque de queda impuesto por el gobernante de Campania, Vincenzo De Luca. En suma, unas 3.000 personas se echaron a las calle, convocadas en las redes sociales, Pero en las acciones violentas participaron fundamentalmente unos cientos de jóvenes. Detrás de la guerrilla estaban clanes de la camorra, la mafia napolitana, Según la Comisión parlamentaria antimafia: «Anoche en Nápoles, en la irracionalidad de tanta gente, obviamente inconsciente de lo que estaba haciendo, Además hubo una dirección que sí sabía lo cual hacía. Se ha comprobado la presencia real de hombres de los clanes de Pignasecca, Pallonetto y de los Quartieri Spagnoli (los Barrios españoles)», asevera en una nota el miembro del Senado del Movimiento 5 Estrellas, Nicola Morra, presidente de la comisión Antimafia. Temor a disturbios
El temor a disturbios armados si se genera un confinamiento general del país había sido dicho por el profesor Ranieri Guerra, representante de la Organización Mundial de la Salud en el comité científico que asesora al gobierno italiano: «Debemos evitar el confinamiento pues provocaría disturbios armados. La gente está exhausta por el encierro de tres meses. Desgraciadamente, en el verano bajaron demasiado la guardia, alentados También por colegas que no comprenden verdaderamente bien qué trabajo hacen». En unas declaraciones al periódico «Il Fatto», Ranieri Guerra, dio igualmente su opinión sobre los toques de queda que están imponiendo diversas regiones: «Es un paliativo para no cerrar todo. Además sirven para limitar el consumo de alcohol y otras sustancias que relajan los frenos inhibitorios, exponiendo a los jóvenes a riesgos». Difusión exponencial
La situación se hace cada vez más dramática, por la difusión del virus es exponencial. El viernes hubo 19.143 nuevos contagiados (16.078, el jueves), lo que constituye un récord en un jornada. A partir de el pasado lunes hasta Ayer hubo 70.633 nuevos infectados, frente los 36.666 de los cinco primeros días de la semana pasada y los 18.442 de la precedente. La voz de alarma la dieron La este día de ayer el ministerio de Sanidad y el prestigioso Instituto Superior de Sanidad (ISS): «La ocasión es muy grave: se deben tomar medidas de inmediato que favorezcan una reducción drástica de las interactúes físicas entre las personas y que puedan aliviar la presión sobre los servicios de salud, incluyendo limitaciones a actividades no esenciales y restricciones a la movilidad», resaltó el ministerio de Sanidad y el ISS, destacando que el índice de transmisión de la infección (Rt) ha subido, en promedio, a 1,5. Esto significa que dos infectados contagian, en promedio, a otras tres personas. Sin embargo, en Milán y en otros territorios, ese índice ya es mucho más alto, por lo cual el llamamiento del ISS y del ministerio de Sanidad es «permanecer en casa en el horario sea posible, por el hecho de que la ocasión es muy grave». Especialmente grave se considera la ocación en ocho regiones italianas. Cambio de estrategia
El 1er ministro, Giuseppe Conte, se muestra muy preocupado por el rápido aumento de casos positivos. Considera que la «situación es grave», Sin embargo asegura que «se tiene que eludir el confinamiento general». Lo cual parece evidente, De este modo tal como El día de hoy resaltan todos los medios italianos, es que Conte deberá que cambiar de estrategia: Era partidario de una línea moderada en las restricciones, Sin embargo las medidas aprobadas el ultimo día de la semana pasado han sido ya muy superadas por la gravedad de la difusión del virus. Nuevas medidas más restrictivas serán aprobadas por el gobierno. Podría imponerse toque de queda a las 21.00 (bares y restaurantes han planteado batalla) y limitar los movimientos, salvo por motivos de trabajo, urgencias sanitarias y la escuela. De entrada, la pretensión del gobierno es frenar las actividades consideradas no esenciales, Desde conferencias y convenios hasta deportes no profesionales, imponiendo límite de asientos en autobuses. Conte y el ministro de Economía, Roberto Gualtieri, han prometido nuevas ayudas a los sectores más golpeados por la crisis. El nuevo decreto del gobierno llegará muy pronto, Según los medios italianos. Podría ser mañana mismo. Entre tanto, Conte ha manifestado este mediodía a la Reunión nacional de artesanos y pequeñas empresas que «si no protegemos la salud, no podemos defender la economía. Las futuras semanas serán muy complejas». A su vez, el presidenta de la República, Sergio Mattarella, ha advertido: «Se debe evitar que la pandemia aumente las desigualdades».