fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Los líderes republicanos de Michigan dan la espalda a Trump y no anularán el resultado electoral en el estado

Los dirigentes republicanos de Michigan que se reunieron con el presidente de EE.UU., Donald Trump, en la Casa Blanca este viernes aseguraron no disponer con datos que pueda «cambiar el resultado» de las elecciones en ese estado, lo que supone un golpe a las denuncias de fraude sin pruebas esgrimidas por el aspirante republicano a la reelección. La delegación estuvo encabezada por el presidenta del senado de Michigan, Mike Shirkey, y el presidenta de la cámara, Lee Chatfield, del estado del Medio Oeste. Sumaron que «el proceso de certificación de Michigan debería seguir su proceso deliberado disponible de amenazas e intimidación». La reunión del presidenta saliente, que todavía no ha reconocido su derrota en las elecciones del 3 de noviembre ante el demócrata Joe Biden, con legisladores republicanos de Michigan se celebró en el marco de sus esfuerzos para dar la vuelta al resultado de los elecciones en medio de sus acusaciones, sin pruebas, de fraude. Trump ha defendido sin pruebas que en los elecciones hubo «votos ilegales», al denunciar un supuesto fraude en el voto por correo en Varios estados. Según el diario The New York Times, Michigan, donde ganó Biden y que tiene previsto certificar los resultados el 1er día de la semana, se ha convertido en un objetivo principal de la campaña de Trump para transformar el resultado de las elecciones. La republicana Monica Palmer, una de los cuatro miembros de la junta electoral del condado de Wayne -donde se halla Detroit-, informó el jueves al periódico The Washington Post que Trump la telefoneó el martes, aparentemente para presionarla con la intención de que cambiara su Decisión de validar la victoria de Biden. Palmer explicó que el presidente saliente le llamó por la noche, justo Tras que sus compañeros y ella habrían certificado la victoria de Biden en su barrio. Al jornada siguiente de la denominada de Trump, el miércoles, Palmer y el otro integrante republicano de la junta electoral de ese condado anunciaron que querían retirar su certificación de los resultados, algo que los funcionarios de Michigan han indicado que no permitirán. Según los últimos conteos, Biden ya tiene 306 delegados en el Instituto Electoral, por encima de los 270 que concede la triunfo en las comicios, Mientras que que Trump cuenta con 232.