La asistenta de Berlusconi lo traiciona en el Senado votando a Conte

La sorprendente venganza de una senadora del encuentro Forza Italia (FI) en contra de su líder Silvio Berlusconi, dando su voto al gobierno de izquierda, ayudó al 1er ministro Giouseppe Conte a ganar la votación de confianza en la noche del martes en el Senado. Conte salvó por un soplo su Gobierno (156 votos a favor, 5 menos de La mayoría absoluta), Sin embargo ha salido debilitado y tendrá que buscar parlamentarios de otros Grupos que refuercen su alianza. El Gobierno de Conte no podrá encarar la emergencia del coronavirus y la grave crisis económica sin una base sólida parlamentaria. Por eso siga con la caza de diputados y senadores dispuestos a cambiar de chaqueta política. Logró el apoyo de tres tránsfugas (uno en el Simposio de los diputados y dos en el Senado). Pero el caso de uno de ellos ha sido clamoroso y va a ser recordado en la historia del rico transfuguismo italiano, convirtiéndose ya en la comidilla de las secuelas de esta inexplicable crisis de gobierno. Conocida Del mismo modo que «badante» (cuidadora)
La protagonista de la espectacular venganza contra Silvio Berlusconi, 84 años, ha sido la senadora Maria Rosaria Rossi, 48 años, asistenta y confidente En medio una década del exprimer ministro, Silvio Berlusconi, famosa en todos los medios Al semejante que la «badante» (cuidadora) del Cavaliere, lo traicionó inesperadamente en el Senado. Se dirigió la más fiel colaboradora del jefe de Forza Italia, su consejera, conocedora de sus secretos políticos y personales, incluidos los referidos a sus festines del «bunga bunga», el ritual sexual en la Vivienda del exprimer ministro. Aun Maria Rosaria Rossi, que Siempre y en toda circunstancia y en toda circunstancia lo defendió con gran energía, acabó en el año 2016 entre los encausados en el proceso conocido De exactamente la misma forma que «Ruby Ter», en el que se juzga a diversas personas por presunta corrupción al testimoniar a favor de Berlusconi en el juicio del caso Ruby (la conocida jovencita marroquí «Ruby robacorazones» amante del Cavaliere). Maria Rosaria Rossi se dirigió un personaje central del llamado «círculo mágico» del magnate, junto a la que entonces era su novia, Francesca Pascale, 35 años, ambas napolitanas. A partir de hace un año estaba fuese de ese círculo en el que ha sido sustituida por Marta Fascina, 31 años, diputada de Forza Italia, inseparable del Cavaliere A partir de el pasado mes de marzo. La vengaza Maria Rosaria Rossi consideró De exactamente la misma manera que una traición su expulsión del muy estrecho conjunto de fieles del magnate. No aceptó verse marginada y Desde entonces rumió de qué forma tomarse la revancha. Su ocasión llegó en la votación de un tenso discute parlamentario seguido por todo el país con inquietud y desconcierto. Con frialdad, sin decir palabra, Maria Rosaria había asistido a las diversas reuniones de su grupo burócrata para conservar una posición común en el discute. Nadie pudo imaginar que en la noche la «exbadante» de Berlusconi diese el voto a Conte. Todo el planeta lo consideró Tal como un gesto de venganza por haber sido «usada y tirada» Entonces de sus servicios al Cavaliere. «He votado por la confianza a Conte Porque es nuestra única imagen en Italia y en el mundo. El primer ministro no es un representante de partido, tiene una visión liberal y europeísta», ha justificado Rossi En tanto los políticos, particularmente los de FI se interrogaban por su Decisión, Maria Rosaria sin inmutarse confesó al abandonar el Senado: «Mi relación de estima y amistad con Berlusconi continúa inalterada». Absolutamente nadie la creyó. La prueba está en que de inmediato se dirigió expulsada de Forza Italia, donde ha sido evidente la incredulidad y la rabia. Frente la indignación que su Decisión creó en FI, Maria Rosaria trató dar una justificación política: «He votado por la confianza a Conte pues es nuestra única imagen en Italia y en el planeta. El 1er ministro no es un representante de partido, tiene una visión liberal y europeísta». Nadie en su encuentro la perdona. Durísimos han sido los comentarios de sus compañeros de Forza Italia, De exactamente la misma forma que el miembro del Senado Maurizio Gasparri: «Conocí a Maria Rosaria Rossi en el momento era una jovencita militante de Forza Italia en los suburbios romanos. La vi subir al papel de colaboradora de confianza de Berlusconi. Su conducta ha sido vergonzosa, reprobable, indigna. Antonio Tajani (vicepresidente de Forza Italia) hizo bien en anunciar su inmediata expulsión del partido». «Usada y tirada»
Lejos quedan para Maria Rosaria Rossi esos tiempos de la periferia romana que cita el senador Gasparri. Rossi se dirigió animadora y relaciones públicas de discotecas romanas. Apareció en 1era fila de Forza Italia en el 2006. Silvio Berlusconi quedó impresionado por el encanto de la chica y su dedicación con entusiasmo a la causa, hasta el punto de aparecer en el video clip de la campaña electoral del partido de Berlusconi en el 2008. El video clip, con el título «Meno male che Silvio c’è» (Menos mal que Silvio existe), se convirtió en el himno del partido. Ese año fue elegida en el Simposio de los diputados. A continuación avanzó al Senado en las dos legislaturas siguientes. A lo largo de más de una década apareció al lado del jefe de Forza Italia, en los momentos públicos y en su vida privada. Debía despacho a su disposición en el Palacio Grazioli, Residencia y centro de poder del Cavaliere en La Ciudad Eterna. Llegó a ser nombrada en el 2014 tesorera del partido, con La meta de que redujera los gastos, cosa que hizo con enorme éxito. En dos años redujo la deuda A partir de 12 a 3,5 millones de euros. Ahora de sus muchos servicios y fidelidad al Cavaliere, mantienen que se ha mostrado «usada y tirada». No ha podido resistir la tentación del antiguo proverbio: «La venganza es un plato que se sirve frío».