fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

Virginia, 1er estado sureño en prohibir la pena de muerte

Virginia prohibió Ayer la pena de muerte Después de una votación en el Senado regional, convirtiéndose en el primero de los viejos estados sureños en hacerlo. Son ya Sólo 27 los estados que mantienen esta práctica, junto con el Gobierno federal y las fuerzas armadas. La Decisión es trascendental pues tradicionalmente Virginia se dirigió uno de los estados que la aplicó de forma más frecuente, No obstante posteriormente ha dado media vuelta Más tarde de un recambio demográfico que lo ha tornado bastión demócrata. La votación ni siquiera viajó ajustada: 22 senadores estatales votaron a favor de prohibir la pena de muerte, y 16 en contra. A continuación Sólo queda que ratifique la ley el gobernante del estado, Ralph Northam. La pena máxima va a ser cadena perpetua sin condicional. En Virginia ha habido pena de muerte A partir de los tiempos de las colonias británicas. El 1er reo ajusticiado se dirigió un espía para la Corona española, en 1608. A partir de entonces han muerto a manos del estado 1.390 presos. Desde 2017, no se ha aplicado allí la pena capital y ningún juez la ha dictado Del mismo modo que sentencia Desde 2011. Entre 1972 y 1976 la Corte Suprema federal abolió la pena de muerte de forma temporal al considerarla inconstitucional, Si bien acto seguido se desdijo. En total, 22 estados la han prohibido de manera terminante, y en tres está suspendida por una moratoria del gobernante. Tanto en la capital federal Del mismo modo que en Maryland, estados vecinos de Virginia, está abolida. La discusión acerca de la pena de muerte ha durado décadas. Se aceleró pues en 2016 Comenzaron a escasear las inyecciones letales, lo cual llevó a los republicanos a reintroducir la silla eléctrica, lo cual provocó las denuncias de los Conjuntos humanitarios. a su vez, muchos de los Grupos que se oponen a la pena capital alegan que se aplica de forma desigual, y que más negros son ajusticiados que blancos. Un 55% de reos esperando de la muerte son de hecho afroamericanos. Y entre 1900 y 1969 ni una sola persona blanca había recibido esa sentencia por delitos que no fueran de sangre, En el momento en que 73 negros sí.