fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Internacional

EE.UU. extradita a Alemania a un exguardia nazi de 95 años

Friedrich Karl Berger alcanzó al estado estadounidense de Tennessee en 1959, donde vivió A lo largo de décadas sin ser reconocido. No obstante, el exguardia del lugar de concentración nazi de Neuengamme, de 95 años, se dirigió extraditado el sábado pasado a Frankfurt a bordo de un aeroplano medicalizado procedente de EE.UU. A su llegada, Karl Berger fue entregado por la policía federal alemana a agentes de la Oficina Regional de Investigación Criminal (LKA) de Hesse para prestar declaración. El nonagenario está inculpado de complicidad en homicidio en el sector de concentración de Neuengamme, donde colaboró en calidad de guardia del sector en el que los presos fueran retenidos bajo condiciones horribles y obligados en el invierno de 1945 a ejecutar trabajos forzados a la intemperie hasta su muerte o extenuación. Ante los funcionarios estadounidenses, Berger confesó haber trabajado De exactamente la misma manera que guardia en un Solo anexo del ámbito de concentración de Neuengamme cerquita de la localidad de Meppen, junto a la frontera con Holanda, Aunque informó no haber estado al tanto de torturas a los presos o de damnificados mortales. El hallazgo de unos ficheros de la temporada nazi en un Sólo barco hundido en el mar Báltico llevó a los estudiosos sobre la pista del exguardia. Conforme ‘Spiegel’, es poco probable que Berger tenga que comparecer frente los tribunales, Porque el proceso abierto en su contra por la Fiscalía General de Celle por complicidad en homicidio tuvo que ser suspendido por falta de pruebas, tal y De este modo como comunicó la propia institución en el último mes del año pasado. Y Conforme fuentes de Justicia, el proceso Solo podría ser retomado en caso de existir nuevas pruebas en contra de Berger, por servirnos de un ejemplo, o si el propio acusado se autoinculpa A lo largo de el interrogatorio, lo cual no es de esperar. Crímenes nazis
El fiscal general interino Monty Wilkinson indicó que la extradición de Berger muestra el «compromiso de U.S.A. de garantizar que el país no sea un refugio seguro para quienes han participado en los crímenes nazis contra la humanidad y otros abusos contra los derechos humanos». A partir de 1979, el Departamento de Justicia ha ganado casos afines en contra de 70 personas, Sin embargo el ritmo de los casos de la era nazi se ha ralentizado con el paso del tiempo, y el departamento no tiene otros casos de este tipo pendientes, lo cual significa que Berger podría concluir siendo el último guardia nazi expulsado del país. Berger, que ahora es viudo y tiene dos nietos, ha dicho que se le estableció trabajar en el campamento, estuvo allá poco tiempo y no portaba un arma. «Después de 75 años, esto es ridículo. No puedo creerlo», avisó el año pasado Mientras que luchaba en contra de su expulsión de EE.UU. «No puedo entender de qué forma puede ocurrir esto en un país Al idéntico que este. Me estás obligando a salir de mi casa», sumó. Los investigadores del Departamento de Justicia concluyeron que Berger trabajó en la armada alemana Ya antes de ser enviado al lugar de concentración en los últimos meses de la guerra. En medio un juicio en un Solo tribunal de inmigración el año pasado, Berger reconoció que custodiaba a los prisioneros, no pidió un traslado del sitio y todavía recibía una pensión de Alemania por el trabajo basado en parte en su servicio en tiempos de guerra, dijeron funcionarios estadounidenses. Después del juicio, Berger manifestó que enorme comunicado de lo cual se determinó en el tribunal se basó en «mentiras».