Moscú restringe los movimientos de los diplomáticos norteamericanos

Justo a escasos días de la cima que celebrarán el cercano jornada 16 en Ginebra los presidentes de Rusia y U.S.A., Vladímir Putin y Joe Biden, el primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, ha decidido limitar la libertad de movimientos de los diplomáticos norteamericanos dentro de Rusia. A través de un decreto que entró en vigor el jueves, Mishustin ha puesto objetivo a la aplicación del Memorándum de Entendimiento entre Moscú y Washington del 17 de junio de 1992 sobre ‘Tierra Abierta’. El pasado lunes, Putin ratificó la salida de su país del Tratado de Cielos Abiertos y, A partir de ahora, los integrantes de la Legación Diplomática estadounidense en Rusia va a deber solicitar permisos individuales toda vez que quieran viajar a través del país. Mishustin escribe en el decreto que la aplicación de la medida se ha hecho a instancias del Ministerio de Exteriores ruso, cuyo titular, Serguéi Lavrov, ya adelantó el pasado 16 de abril que la anulación del memorándum formaría comunicado de las represalias por las expulsiones de diplomáticos rusos destinados en U.S.A.. El pasado 31 de mayo, el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, ya advirtió que «varias señales que Moscú dará en los próximos días serán incómodas para los estadounidenses». Putin y Biden deberán reunirse el próximo 16 de junio en Ginebra. Será la primera cima presencial de Ambos mandatarios. El 1er magistrado norteamericano proyectó la invitación de reunirse con su análogo ruso el pasado 13 de abril, No obstante posteriormente aplicó sanciones en contra de Moscú y expulsó a 10 diplomáticos rusos. El Kremlin respondió deportando al mismo número de funcionarios de la Sede diplomática estadounidense en Rusia. Tales medidas pusieron en peligro La cita de Ginebra. También, el pasado mes de marzo, Biden aceptó en una entrevista televisiva que Putin es un «asesino», provocando que Moscú llamara a consultas a su embajador en USA, Anatoli Antónov, que todavía no ha vuelto a Washington. Lavrov, Por su parte, instó más tarde al embajador estadounidense en Moscú, John Sullivan, a dejar el país y sigue sin haber regresado a la capital rusa. Después, el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Ned Price, dice que Sullivan estará pronto de nuevo al ante de la embajada de U.S.A. en Moscú. La prensa rusa especula con la posibilidad de que Sullivan y Antónov formen parte de las respectivas delegaciones que se encontrarán en la cumbre de Ginebra. De esta forma mismo, está dando por hecho que, Después de el crucial partido, Ambos embajadores volverán a ocupar sus puestos en sus embajadas. Entre tanto tanto, continúan los preparativos de la cima. El sitio elegido para celebrarla ha sido la preciosa y También idílica villa de La Grange, rodeada de un cuidado parque, uno de los más grandes de Ginebra, y situada junto a la orilla del lago Lemán. En todo el Ambiente han tomado ya posición la Policía, el Ejército y el acceso ha quedado cerrado hasta el 18 de junio. La villa viajó construida en el siglo XVIII.