Pedro Sánchez, al presidenta de Nicaragua: «Juegue limpio, libere a los opositores»

Una, dos y hasta tres veces en una semana, el Gobierno de España ha criticado lo cual está sucediendo en Nicaragua, cuyo 1er magistrado ha comenzado una «cacería» de opositores, Según la propia prensa nicaragüense. En apenas tres semanas el r
égimen sandinista de Daniel Ortega ha preso a cuatro precandidatos a la Presidencia en las elecciones que se celebrarán el próxima 7 de noviembre: Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro. La última declaración española ha sido este viernes, y ha salido de la boca del propio presidente Pedro Sánchez: «Vemos con mucha inquietud lo que está sucediendo en Nicaragua. Por cierto no es nuevo, venimos arrastrándolo A partir de hace unos años. La posición de España es La misma posición de la Unión Europea: una firme defensa de los derechos, las libertades y los valores democráticos. Por ende, Me gustaría dirigirme personal y directamente al presidenta Daniel Ortega: que juegue limpio, que libere a los opositores y que concurra en juego limpio y en buena lid a ese proceso electoral», ha declarado Sánchez A lo largo de una rueda de prensa conjunta con el presidenta Carlos Alvarado, en su 2do día de visita a Costa Rica (país donde se han refugiado gran comunicado de los exiliados nicaraguënses, más de cien mil, que han tenido que huir del régimen de Ortega en los últimos tres años), en su gira por Múltiples países de Latinoamérica. <blockquote class=”twitter-tweet”><p lang=”es” dir=”ltr”><a href=”https://twitter.com/hashtag/Urgente?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#Urgente</a> Presidenta de España envía un mensaje directo a Daniel Ortega: juegue limpio, libere a los opositores <a href=”https://t.co/XHb52Yc9nr”>pic.twitter.com/XHb52Yc9nr</a></p>&mdash; FuentesConfiables (@FuentesConfiab2) <a href=”https://twitter.com/FuentesConfiab2/status/1403441856856342530?ref_src=twsrc%5Etfw”>June 11, 2021</a></blockquote> <script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script> No permite de ser llamativo el posicionamiento público de Sánchez criticando a un Gobierno que se mueve en exactamente el mismo eje bolivariano que Venezuela y Cuba, gobiernos cuya violación de derechos ha sido denunciada por abundantes organismos internacionales, Del mismo modo que la ONU, la UE o bien la OEA, y ante los que el Ejecutivo socialista se ha puesto de perfil. La situación más reciente se ha producido esta misma semana En el momento en que el Parlamento Europeo ha aprobado, por mayoría, una Resolución denunciando la represión en Cuba, las detenciones arbitrarias, el incremento de presos políticos y la violación de los derechos de los trabajadores de las misiones internacionales, entre otros aspectos. Dicha Resolución se dirigió apoyada por eurodiputados de todos y cada uno de los Conjuntos, excepto por Podemos y los socialistas españoles, que se desmarcaron de sus colegas europeos. La declaración de este viernes de Sánchez se desencadena Después de la salida del Ejecutivo de Pablo Iglesias, jefe de Podemos, formación simpatizante de los Gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua. Declaración conjunta
El gesto de Sánchez en Costa Rica se suma a sendos comunicados emitidos, uno por el Ministerio de Exteriores de España la semana pasada, Tras la arresto de Cristiana Chamorro; y otro publicado este mismo viernes, rubricado por los ministros de Exteriores de Costa Rica, Belice, Guatemala, República Dominicana y España, en el que se pide la liberación de los líderes políticos detenidos «y la restitución de sus derechos políticos». Los ministros recuerdan a Nicaragua su obligación de respetar todas y cada una sus obligaciones internacionales, en especial en materia de derechos humanos. «Es imprescindible eludir acciones que impongan limitaciones a la disponible participación de todos los actores políticos de la sociedad en los procesos de elección, y se debe asegurar el pluralismo político y la libertad de expresión», señalan en el parte. «El pueblo de Nicaragua -concluye el texto- merece la garantía de unas comicios justas, libres, independientes, transparentes, creíbles, inclusivas, y con observación internacional».