La sonda InSight le toma la medida a Marte y llega hasta su mismo núcleo

Puede que la sonda InSight no sea el instrumento científico más emocionante que la NASA haya enviado a Marte. Es un robot estático, anclado al suelo marciano. No búsqueda intrigantes rastros de vida ni proporciona admirables fotografías de explanadas sin fin y colinas rojas Del mismo modo que el rover Perseverance y sus predecesores, Sin embargo su labor es fundamental para conocer más acerca de las entrañas de nuestro vecino planetario. Ahora, Por vez primera, la misión ha conseguido desentrañar ciertos de los misterios más profundos (literalmente) del mundo. Por servirnos de un ejemplo, el grosor de la corteza marciana, entre 20 y 39 kms, sorprendentemente delgada aun en comparación con la terrestre. Estos data, presentados en tres estudios en la revista ‘Science’ (acá, aquí y acá), son fundamentales para saber de qué forma se formó y evolucionó el mundo y averiguar por qué es tan distinto de la Tierra y otros mundos del Sistema Solar. Marte es un desierto helado, Sin embargo en el pasado estuvo cubierto de océanos, debía un potente sector magnético, una densa atmósfera y grandes erupciones volcánicas. Hace 3.500 millones de años algo Sucedió, su núcleo dejó de girar y se convirtió en una reliquia planetaria perfecta para ser explorada. InSight aterrizó allá el 26 de noviembre de 2018 para estudiar su corteza, manto y núcleo. Era la 1era vez que nos adentrábamos en el interior de un mundo que no es el nuestro. Y ahora es la 1era vez que lo mapeamos. InSight, estabilizado en Elysium Planitia, una llanura de 130 kilómetros de largo y 27 de ancho en el borde occidental de una llanura de lava, está dotado de un sismómetro y un perforador. A comienzos de 2019, empezó a advertir ‘martemotos’, terremotos marcianos, de los cuales ya ha registrado medio millar. Los estudiosos aprovecharon estas detecciones para medir la velocidad de las ondas sísmicas al propagarse por distintos materiales bajo la plataforma científica. De este modo, obtuvieron una imagen clara de lo cual hay verdaderamente allí abajo. Representación artística de la plataforma Insight desplegada sobre parte superficial de Marte – JPL/ NASA
Dos o tres capas
Los datos muestran que en el sector de aterrizaje de InSight, la capa superior tiene aproximadamente 8 (+/- 2) kms de espesor. Debajo de eso, continúa otra capa a unos 20 (+/- 5) kilómetros. «Es posible que el manto empiece debajo de esta capa, lo que indicaría una corteza sorprendentemente delgada, incluso en comparación con la continental de la Tierra -cuyo grosor medio es de 35 kilómetros-. Debajo de Colonia, por ejemplo, la corteza tiene unos 30 kilómetro de espesor», dice Brigitte Knapmeyer-Endrun, de la Universidad de Colonia (Alemania) y cantautora primordial de uno de los artículos. Aunque, También es posible que la corteza tenga una tercera capa, lo cual haría que tuviera un grosor de 39 (+/- 8) kms. Eso sería más consistente con hallazgos precedentes. Exista o no, los científicos descartan la posibilidad de que toda la corteza esté hecha del mismo material conocido A partir de las mediciones de parte superficial y los meteoritos marcianos. «Más bien, los data sugieren que la capa superior está compuesta por una roca inesperadamente porosa. a su vez, podría haber otros géneros de rocas a mayores profundidades distintas a los basaltos que se ven en la superficie», indica la geofísica. Los estudiosos Piensan que la medición tomada por InSight es suficiente para mapear la corteza en todo el mundo. Ondas sísmicas que viajan Desde un terremoto y se reflejan en el núcleo de hierro-níquel de Marte son detectados por el Insight y proporcionan una estimación del tamaño del núcleo – Chris Bickel/Science
Hasta exactamente el mismo núcleo
En un estudio distinto, Amir Khan y sus colegas de la universidad británica de Bradford utilizaron las ondas sísmicas de ocho martemotos para ir más allí y revelar la estructura del manto de Marte a una profundidad de prácticamente 800 km. Sus hallazgos sugieren que una litosfera gruesa se encuentra alrededor 500 km por debajo de parte superficial y, De exactamente la misma forma que la Tierra, posiblemente tiene una capa de baja velocidad debajo de ella. Según los científicos, la capa de la corteza de Marte puede estar altamente enriquecida con elementos radiactivos, lo cual calienta esta zona del mundo. Más profundo todavía ha llegado el elenco de Simon Stähler, de la escuela Politécnica Federal de Zúrich. Los investigadores localizaron que el núcleo de metal líquido parcialmente grande de Marte tiene un radio de prácticamente 1.830 kilómetros y comienza más o bien menos a la mitad entre la superficie y el centro del planeta, lo que sugiere que el manto consta de una sola capa rocosa, en lugar de dos, Al parecido que en la Tierra. Los hallazgos indican que el núcleo de hierro-níquel es menos denso de lo cual se pensaba anteriormente y está enriquecido con elementos más ligeros. Conforme los científicos, los nuevos data de InSight son particularmente interesantes Puesto que la corteza se formó en una etapa temprana A partir de los escombros de un manto fundido. En consecuencia, los datos sobre su estructura vigente De la misma forma pueden proporcionar data acerca de cómo evolucionó Marte. Comprender de qué manera acudieron esos inicios ayudará a descifrar de qué manera se desarrollaron los primeros procesos de diferenciación en el sistema solar y por qué Marte, la Tierra y otros planetas son tan diversos Hoy.